Excavadoras preparan el terreno para llegada de cable submarino a Puerto Rico

Excavadoras preparan el terreno para llegada de cable submarino a Puerto Rico

San Juan, 22 may (EFEUSA).- Una dificultad técnica impidió la llegada prevista para este viernes del último tramo del cable submarino de fibra más moderno del Caribe y Centroamérica a la costa de Puerto Rico, aunque varias excavadoras y técnicos empezaron a preparar hoy el terreno para recibirlo a primera hora del sábado.

“En el barco encargado de traer el extremo final llevan todo el día trabajando en ello, pero una dificultad de último minuto ha retrasado la agenda. Lo hemos pospuesto para mañana en cuanto amanezca”, explicó hoy a Efe Wanda Rivero, gerente de Estación de Cable de Telefónica en San Juan.

Esta es una de las grandes compañías de telecomunicaciones responsables del titánico proyecto, que une un total de siete países y territorios de la región.

En las últimas semanas las condiciones marítimas habían impedido ese acercamiento final a la costa, que se hará por la playa de Isla Verde, una de las más turísticas de Puerto Rico y por donde ya han entrado en el pasado otros cables de fibra óptica.

“Estos proyectos son así, uno nunca sabe con qué dificultades añadidas se va a encontrar”, añadió esta puertorriqueña, que llevan quince años trabajando en el ámbito de los cables submarinos de fibra óptica.

De hecho, hoy estuvo lidiando también con las reticencias mostradas por el responsable de un pequeño negocio de alquiler de hamacas en la playa, y con el de un puesto de comidas, que se quejaban de que iban a perder clientes debido a la presencia de maquinaria y reclamaban que se les compensara económicamente.

Sin embargo, algunos bañistas se mostraban interesados por lo que estaba ocurriendo en la playa e incluso hubo quien aseguró que mañana estaría al amanecer allí para presenciar cómo los buzos traían el tramo final del cable hasta la orilla.

“Es algo muy curioso de ver, porque uno habla a menudo de los cables de fibra, pero parece algo abstracto; uno no se imagina cómo son o por dónde llegan”, explicó Rivero.

Una vez llegue el cable submarino a la playa, se canalizará por unas tuberías que lo llevarán a la central que Telefónica tiene en las inmediaciones.

Con esto se completará el despliegue de un cable de unos 6.000 kilómetros que ha sido extendido gracias al esfuerzo de un consorcio de compañías de la región con la intención de ganar conectividad para los sistemas de telecomunicaciones de diversos países.

Para poder desplegar este cable se han unido cinco grandes compañías con presencia en la región, que se repartirán entre ellas la capacidad de transmisión de datos del cable, tanto para ofrecérsela a sus clientes finales como a muchas otras empresas de telecomunicaciones del Caribe, Centroamérica y parte de la América Latina del Pacífico.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply