Buenas noticias para Carroll; preocupantes para Howard e Irving

Buenas noticias para Carroll; preocupantes para Howard e Irving

Houston (EEUU), 21 may (EFE).- El alero titular DeMarre Carroll, de los Hawks de Atlanta, que la pasada noche se lesionó durante el primer partido de las finales de la Conferencia Este ante los Cavaliers de Cleveland, no sufre ningún daño estructural en la rodilla izquierda.

Carroll fue sometido hoy a una resonancia magnética que confirmó una hiperextensión leve de la rodilla izquierda que con un tratamiento adecuado le podría permitir jugar el viernes el segundo partido de la serie.

No hay ligamento afectado o daños estructurales en la rodilla, ni rotura de cartílago, simplemente se trata de una pequeña contusión ósea, según el parte médico.

Carroll se lesionó a falta de cinco minutos para el final del partido cuando realizaba una penetración a canasta y pisó mal sobre su pie izquierdo mientras trataba de elevarse y hacer una bandeja.

El jugador de los Hawks estaba marcado por el escolta-alero Iman Shumpert, de los Cavaliers, pero en ningún momento hubo contacto entre ambos.

Antes de lesionarse no tuvo su mejor inspiración encestadora, pero sí la misión de marcar al alero estrella de los Cavaliers, LeBron James, que fue el que más se interesó por su estado cuando abandonó el campo ayudado por asistentes de los Hawks.

“La NBA es una hermandad”, dijo James en la rueda de prensa posterior al partido. “Uno nunca quiere ver a nadie que tenga que retirarse lesionado”.

La ausencia de Carroll presentaría problemas para Atlanta, que ya estaba limitado en el juego defensivo después de perder al suizo Thabo Sefolosha, que el pasado mes sufrió una fractura en la pierna derecha en un incidente con la policía de Nueva York.

El reserva Kent Bazemore, que entró por Carroll después de su lesión, podría ser el jugador que ocupe su puesto de titular si al final, el viernes, no puede jugar.

Carroll cumple el segundo año de un contrato que firmó por dos y cinco millones de dólares y se convertirá a partir del próximo 1 de julio en agente libre.

No fueron tan buenas las noticias que recibió el pívot de los Rockets de Houston, Dwight Howard, que el pasado martes se lesionó también la rodilla izquierda durante el primer partido de las finales de la Conferencia Oeste que su equipo disputó ante los Warriors de Golden State y perdieron por 106-110.

Las molestias de Howard han pasado de ser una contusión en el primer examen médico a un pequeño esguince que le podría dejar fuera esta noche cuando se dispute el segundo partido.

“No sabré nada hasta casi la hora del partido”, declaró Howard en la sesión de calentamiento de esta mañana. “Los médicos han dicho que vamos a esperar, pero no jugaré si siento que mi cuerpo no responde como yo deseo”.

Howard en su línea de protegerse al máximo, como hizo durante la temporada regular cuando estuvo lesionado, no arriesgará nada si no se siente bien del todo.

“Lo más importante es estar sano, nadie puede entender una lesión salvo la persona que la sufre. Esto dependerá de cómo me sienta y de si puedo tolerar el dolor y jugar con este problema, pero mi carrera deportiva es lo más importante. Quiero hacer todo lo que pueda para ayudar a este equipo, pero no puedo hacerlo si siento dolor”, adelantó Howard.

La lesión de Howard impidió a los Rockets mantener el dominio en el juego interior que tuvieron en el primer cuarto del partido y que luego lo perdieron al quedar limitado en sus acciones.

El base Kyrie Irving, de los Cavaliers, piensa todo lo contrario que Howard y aunque empeoró su tendinitis que sufre en las rodillas después del primer partido que jugaron frente a los Hawks, dijo que espera volver a salir de titular en el segundo.

“Ahora mismo, estoy bastante convencido de que podré jugar”, declaró Irving tras el partido. Solamente pudo disputar 27 minutos y aportar 10 puntos y 6 asistencias.

Irving, que lleva sufriendo problemas físicos prácticamente desde el inicio de los playoffs, podría necesitar varios meses de descanso para curarse totalmente de su tendinitis, una opción que no parece contemplar mientras el dolor le permita jugar hasta donde los Cavaliers lleguen.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply