El primo de A-Rod es condenado a siete meses de prisión y seis de arresto domiciliario

El primo de A-Rod es condenado a siete meses de prisión y seis de arresto domiciliario

Houston (EE.UU.), 4 jun (EFE).- El escándalo de la clínica Biogenesis de Miamia volvió a ser actualidad después que un primo del pelotero de origen dominicano Alex Rodríguez, de los Yanquis de Nueva York, fue condenado a siete meses de prisión tras declararse culpable en un caso de drogas y substancias prohibidas.

Yuri Sucart, el familiar de Rodríguez, también fue sentenciado por la jueza Cecilia M. Altonaga, encargada del caso, a cumplir con seis meses de arresto domiciliario después que abandone la prisión y pagar una multa de 5.000 dólares.

Posteriormente podría ser deportado a la República Dominicana de acuerdo con la leyes que rigen inmigración.

Sucart, de 53 años, es el último de ocho individuos que se declararon culpables por suministrar esteroides a Rodríguez y otros atletas a través de la clínica Biogenesis of America, que era propiedad de Anthony Bosch, un impostor que se hacía pasar por médico.

Bosch, que invertía el dinero que recaudaba de sus actividades ilícitas en proyectos relacionados con todo tipo de negocios, incluidos algunos relacionados con el mundo de la comunicación, fue condenado a cuatro años de cárcel, el que ha recibido mayor castigo.

La investigación que iniciaron las Grandes Ligas generó la suspensión de 14 peloteros, incluyendo a Rodríguez, que sufrió la mayor, al no poder jugar durante toda la pasada temporada.

A-Rod volvió a jugar este año con los Yanquis, principalmente como bateador designado, y recientemente desplazó a Willie Mays como el cuarto jugador con más jonrones en la historia de las Grandes Ligas y empató con Barry Bonds en carreras impulsadas.

El asistente al fiscal federal Sharad Motiani destacó que además de trabajar para Rodríguez, Sucart reclutaba otros jugadores como clientes de Biogenesis, y recibía pagos por estas funciones, e inclusive suministró esteroides a peloteros adolescentes.

“El señor Sucart es una de las personas más importantes en este caso”, subrayó Motiani. “No era sólo Alex Rodríguez. Suministraba (esteroides) a otros atletas profesionales, no hay duda de eso”.

Sucart fue vetado por Grandes Ligas a acceder a sus instalaciones –ni siquiera puede comprar una entrada para ir a un partido– después que Rodríguez admitió en 2009 que, en su etapa con los Vigilantes de Texas, utilizó esteroides que le consiguió su primo.

Rodríguez redujo el salario de Sucart y finalmente se deshizo de él a fines de 2012, según el abogado de Sucart, Edward O’Donnell IV, lo que hizo que la crisis económica que sufría le llevó a asociarse más con Bosch y Biogenesis.

“No tenía nada. Se encontró en una situación económica muy desesperada”, agregó el abogado. “Fue una etapa muy humillante en la vida del señor Sucart”.

Sin embargo, Motiani señaló que Sucart empezó a vender esteroides mucho antes de tener problemas con A-Rod, y quedó demostrado que lo hizo desde el principio, al margen de la condición económica por la que atravesase.

En un breve comentario al juez en español, Sucart se disculpó por sus actos, pero dijo que lo hizo por “ignorancia y necesidad”. El dominicano acudió al tribunal con un bastón, y O’Donnell señaló que sufre de una larga lista de problemas de salud, por los que ha estado hospitalizado 14 veces desde su arresto en agosto.

Sucart inicialmente pidió dinero a Rodríguez a cambio de su silencio, y el tres veces jugador más valioso de la Liga Americana eventualmente le ofreció 600.000 dólares y su casa de tres habitaciones, según documentos judiciales.

En cambio, Sucart pidió cinco millones y la casa. La fiscalía dijo que ambos finalmente llegaron a un acuerdo en 2013 por unos 900.000 dólares, y O’Donnell dijo que Sucart no cooperó con la investigación judicial que estaba en marcha.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply