Expelotero puertorriqueño Jorge Posada presenta su autobiografía en su isla

Expelotero puertorriqueño Jorge Posada presenta su autobiografía en su isla

San Juan, 2 jun (EFEUSA).- El expelotero puertorriqueño Jorge Posada presentó hoy en su isla natal la autobiografía, "El camino a casa: mi vida con los Yankees", en la que relata sus experiencias con los Yankees de Nueva York, equipo en el que jugó 17 temporadas y ganó cuatro campeonatos.

En un comunicado de prensa difundido hoy tras la presentación del libro, editado por Harper Collins, al antiguo deportista dijo que el texto “es un verdadero homenaje a la relación entre padre e hijo”, en alusión a los vínculos con su progenitor, del mismo nombre y nacido en Cuba.

El exreceptor plasma además en el libro jugadas y momentos claves en la historia reciente de los Yankees, así como anécdotas con tres antiguos compañeros de equipo: los estadounidenses Derek Jeter y Andy Pettitte y el panameño Mariano Rivera.

El libro resalta además los orígenes caribeños de Posada, así como el papel que tuvo su padre en la formación de su carrera, la disciplina y rigor para superar todos los obstáculos, lesiones y barreras a lo largo del camino hasta convertirse en uno de los principales receptores de las Grandes Ligas.

Posada debutó en las Grandes Ligas en 1995 y rápidamente se convirtió en uno de los cuatro jugadores determinantes de los Yankees, junto con Jeter, Pettitte y Rivera.

Además de ser campeón en cuatro ocasiones, participó en cinco partidos de las estrellas y ganó cinco premios Silver Slugger, como el máximo receptor ofensivo de la Liga Americana.

Durante la temporada de 2003 superó al legendario Yogi Berra como máximo receptor “jonronero” de los Yankees.

Tras 17 temporadas con los Yankees se retiró en 2011 a los 39 años con un promedio de bateo de 0,273, 270 cuadrangulares y 1.065 carreras impulsadas. lo que le valió que hace días los Yankees le retiraran su dorsal número 20.

Posada, no obstante, vivió bajo la permanente amenaza de perder a su hijo, Jorge, quien sufre de craneosinostosis, una enfermedad congénita.

Por ello, en 2000, Posada y su esposa, Laura, crearon la Fundación Jorge Posada “para promover la conciencia de la craneosinostosis y proveer la asistencia emocional a los familiares con niños afectados por esta condición”, según se explicó en el comunicado de prensa.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply