Kyrie Irving se perderá el resto de las Finales con los Cavaliers por rotura de rótula

Kyrie Irving se perderá el resto de las Finales con los Cavaliers por rotura de rótula

Oakland (EE.UU.), 5 jun (EFE).- Lo peor sucedió, el base estelar de los Cavaliers de Cleveland, Kyrie Irving, sufre la rotura de la rótula de la rodilla izquierda y será baja por lo que resta de las Finales de la NBA que su equipo comenzó a disputar la pasada noche ante los Warriors de Golden State.

Los Cavaliers confirmaron esta tarde que Irving no sólo será baja lo que resta de temporada sino que tendrá que pasar por el quirófano y necesitar cuatro meses para que pueda recuperarse por completo.

Lo anterior significa que tendrá que pasarse todo el verano en el proceso de rehabilitación para que pueda llegar a tiempo cuando del comienzo los entrenamientos de pretemporada el próximo octubre.

Irving, jugador decisivo al lado del alero LeBron James, sufrió la lesión la pasada noche cuando faltaban algo más de dos minutos del tiempo del prórroga del primer partido de las Finales que los Warriors ganaron por 108-100.

El jugador se lesionó cuando intentaba una penetración y ante el marcaje del escolta Klay Thompson, de los Warriors, que nunca hizo contacto con su pierna, esta le falló a Irving y tuvo que abandonar el campo con claros signos de dolor y cojera.

Luego los doctores del equipo, a pesar que los primeros exámenes radiológicos no mostraron ningún daño estructural en la rodilla, le recomendaron que saliese de los vestuarios con ayuda de muletas.

El propio jugador antes de abandonar los vestuarios del Oracle Arena, de Oakland, declaró a los periodistas que lo que sintió cuando le falló la rodilla no era lo mismo que en anteriores situaciones de problemas de tendinitis que le costó ser baja por dos partidos en las finales de la Conferencia Este frente a los Hawks de Atlanta.

“No fue nada bueno lo que sentí, y por eso deseo someterme a una resonancia magnética que pueda despejar todas las dudas que ahora mismo tengo”, declaró Irving a la salida de los vestuarios.

El equipo médico de los Cavaliers fue el encargado de realizarle la resonancia magnética y la misma confirmó lo peor, la rotura de la rótula de la rodilla izquierda y la necesidad de pasar los próximos días por el quirófano como el propio equipo informó a través de un comunicado oficial.

“Quiero dar las gracias a todo el mundo por sus buenos deseos”, escribió Irving en Instagram. “Estoy entristecido por la forma en que he sido apartado de unos Playoffs especiales con mis hermanos. Significa mucho el apoyo y amor recibido. He dado todo, no tengo remordimientos. Amo este deporte sin más y estaré de vuelta pronto”, subrayó Irving.

El base estelar de los Cavaliers había jugado un gran partido hasta que se lesionó al aportar 23 puntos, siete rebotes, seis asistencias y cuatro balones recuperados.

Irving, que estaba promediando 19 puntos por partido durante los Playoffs a pesar de sus múltiples problemas físicos, será una baja muy sensible en el esquema de juego individual y de equipo.

Su lesión es un serio contratiempo para unos Cavaliers excesivamente castigados por las lesiones, que ya tienen las bajas permanentes de los hombres titulares, el ala-pívot Kevin Love y el pívot brasileño Anderson Varejao.

El entrenador de los Cavaliers, el novato David Blatt, sólo ha podido mantener a James en el equipo que disputa las Finales en comparación con el que presentó en el inaugural de la temporada, en el que también estuvo el escolta Dion Waiters, traspasado a los Thunder de Oklahoma City.

La misión de Blatt, que junto a Steve Kerr, el entrenador de los Warriors, hacen historia al ser la primera vez que dos novatos disputan con sus respectivos equipos las Finales de la NBA, será encontrar la manera de compensar la perdida de Irving.

Si la derrota del primer partido ya fue frustrante, el conocer la baja de Irving, deja todavía más tocado al equipo y a James con el doble de responsabilidad ofensiva, a pesar que en el primer partido aportó 44 puntos, su mejor marca en la competición de la fase final.

Por su parte, los Warriors que ya eran favoritos a ganar la serie, con la baja de Irving incrementan esa condición, aunque nadie se fía de la reacción que puedan tener los Cavaliers y especialmente James, que buscará reivindicar su condición de súper estrella.

Blatt aunque todavía no ha comentado nada sobre como va a modificar el equipo se piensa que podría utilizar al base australiano Matthew Dellavedova en la dirección del juego como el titular y darle más minutos a los escoltas J.R.Smith y Ian Shumpert a la hora de compensar la aportación encestadora que ha perdido el equipo sin Irving.

Aunque la clave de lo que puedan hacer los Cavaliers en lo que resta de las Finales dependerá en su mayor parte de la inspiración y aportación que pueda ofrecer en cada partido James, que ahora más que nunca si que está ante su gran reto deportivo y de líder desde que llegó a la NBA.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply