Liriano protagoniza desfile de ponches; Williams volvió a Yankee Stadium

Liriano protagoniza desfile de ponches; Williams volvió a Yankee Stadium

Houston (EEUU), 25 may (EFE).- El dominicano Francisco Liriano lució con su serpentina y acaparó los reflectores de las Grandes Ligas al protagonizar desfile de ponches en ruta al triunfo y ser el latinoamericano más destacado de la jornada.

También desde el montículo, el mexicano Yovani Gallardo no quiso quedarse atrás y recuperó la calidad de los nudillos para dirigir otra victoria.

Liriano protagonizó desfile de ponches, al contabilizar 12, en camino a la victoria de los Piratas de Pittsburgh por 9-1 sobre los Mets de Nueva York, a quienes “barrieron” en la serie de tres.

Liriano (2-4) lanzó seis entradas, aceptó seis imparables, una carrera, dio dos pasaportes y brilló sacando a 12 enemigos por la vía del ponche.

El dominicano, que tuvo el apoyo de tres relevos, bajó del montículo y dejó en 3,86 su promedio de efectividad en lo que va de temporada.

En el ataque tuvo el respaldo de su compatriota Starling Marte (9), que pegó cuadrangular.

El dominicano viajó cinco veces a la caja de bateo y pegó un jonrón bueno para tres anotaciones en el sexto episodio que dio un liderazgo de 7-1 a los Piratas.

Marte, quien se convirtió en el bate más productivo de los Piratas al remolcar tres de las nueve carreras de su equipo, dejó en .278 su promedio DE bateo.

El abridor mexicano Gallardo lanzó seis episodios y dio a los Vigilantes de Texas un triunfo por 5-2 sobre los Yanquis de Nueva York.

Gallardo (4-6) lanzó seis episodios, aceptó cuatro imparables, dos carreras, dio una base y ponchó a seis para acreditarse el triunfo.

El mexicano recuperó la forma sólo un partido después de permitir 10 imparables y se acreditó su cuarto triunfo en lo que va de temporada

Gallardo, que logró su segundo triunfo en sus últimas siete salidas, pudo descender a 4.13 su promedio de efectividad.

El bateador designado dominicano Edwin Encarnación castigó con jonrón y llevó a los Azulejos de Toronto a un triunfo por 8-2 sobre los Marineros de Seattle.

Encarnación (12) mandó la pelota a la calle al pegar dos veces en cuatro enfrentamientos con el lanzador y ayudó a que los Azulejos evitaran “barrida”.

Encarnación, que conectó de vuelta entera en el quinto episodio, recibió una base por bolas.

El dominicano remolcó dos carreras para sumar 32 en lo que va de temporada, pisó dos veces la caja registradora y dejó en .241 su promedio de bateo.

En la derrota el venezolano Miguel Cabrera mandó la pelota a la calle, pero los Tigres de Detroit perdieron 8-10 contra los Astros de Houston.

Cabrera (11) mandó la pelota a la calle al irse de 5-2, impulsó una carrera, anotó dos y dejó en .344 su promedio de bateo.

También con equipo perdedor, el cubano José Abreu hizo sonar el bate, pero los Medias Blancas de Chicago fueron superados 1-8 por los Mellizos de Minnesota.

Abreu (7) castigó con batazo de cuatro esquinas al pegar 1 de 4 desde la caja de bateo y mandó la pelota a la calle en la cuarta entrada, sin corredores en el camino.

El cubano posee promedio de bateo de .288 con 23 carreras remolcadas en 156 oportunidades con el bate en lo que va de temporada.

El tolete de su compatriota el antesalista Alex Guerrero también botó la pelota del campo en la derrota de los Dodgers de Los Ángeles por 3-11 contra los Padres de San Diego.

Guerrero (7) pegó cuadrangular para dos carreras en el séptimo episodio y mantiene .300 de promedio de bateo.

El venezolano Miguel Montero (5), que se fue de 4-1, corrió con la misma suerte y en la derrota de los Cachorros de Chicago por 3-4 ante su exequipo de los Diamondbacks de Arizona, conectó jonrón.

Con menos cantidad de vuelacercas en su registro personal, pero con equipo ganador el antesalista venezolano Martín Prado (3) conectó de cuatro esquinas en el triunfo de los Marlins de Miami por 5-2 sobre los Orioles de Baltimore.

Prado ha pegado de hit en los últimos siete juegos consecutivos, y en ese periodo de tiempo ha establecido .313 de promedio de bateo, superior al .278 que tiene desde que comenzó la temporada.

Mientras que el boricua Bernie Williams volvió de nuevo al Yankee Stadium, pero esta vez para ver como el número 51 que vistió como pelotero de los Bombarderos del Bronx quedó inmortalizado en una placa junto a los grandes de todos los tiempos del equipo.

Williams, que jugó exclusivamente por los Yanquis durante su carrera de 16 años de 1991 al 2006, se encuentra en el tercer lugar en la historia de la franquicia en dobles (449), en el quinto lugar en hits (2.336) y en el séptimo lugar en cuadrangulares (287) y carreras producidas (1.257).

Terminó su carrera con promedio de .297, fue campeón de bateo de la Liga Americana en 1998, ganó cuatro Guantes de Oro y fue convocado a cinco Juego de Estrellas.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply