El juicio al periodista Jason Rezaian en Irán continuará el próximo lunes

El juicio al periodista Jason Rezaian en Irán continuará el próximo lunes

Teherán, 3 jun (EFE).- El próximo lunes continuará el juicio al que es sometido en Teherán el periodista irano-estadounidense del diario The Washington Post Jason Rezaian, acusado formalmente de espionaje y de emitir propaganda hostil contra Irán, dijo hoy la abogada del periodista, Leila Ahsan.

La segunda sesión se celebrará en el mismo Tribunal de la Revolución número 15 donde se llevó a cabo la primera, a puerta cerrada y con el mismo juez, Abolgasem Salavatí, informó la agencia local iraní de noticias Isna.

Antes de la primera sesión del juicio, el pasado 26 de mayo, la abogada de Rezaian afirmó a la agencia Tasnim que la fiscalía acusa al periodista de “espionaje” por haber recolectado información sobre temas de “política interna y exterior” iraní y suministrarla a “personas indebidas”.

También se le acusa de cooperación con estados hostiles, escribir una carta al presidente de EEUU y emitir propaganda contra el régimen de la República Islámica de Irán, afirmó la abogada.

La agencia Isna explicó hoy que en la primera sesión se le leyeron los cargos al acusado.

El periodista fue detenido junto a su esposa, la corresponsal del diario emiratí The National Yeganeh Salehí, el pasado 22 de julio, el mismo día que fueron arrestados una fotógrafa freelance que había trabajado para el Washington Post y su esposo.

Todos ellos tienen doble nacionalidad iraní y estadounidense (que Irán no reconoce) excepto Salehí, que está en trámites de obtener el permiso de residencia y trabajo en Estados Unidos, país considerado enemigo por Irán y con el que no mantiene relaciones diplomáticas.

La fotógrafa y su esposo (que piden no ser identificados) fueron liberados semanas más tarde, mientras que Salehí fue puesta en libertad bajo fianza a principios del pasado octubre y no ha hecho declaraciones sobre su situación ni las condiciones de su detención.

Desde que el periodista fuera detenido, el Gobierno de EEUU no cejó de pedir su liberación, al tiempo que calificó como “absurdas” las acusaciones contra el periodista.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply