Hispanos representan el 60 por ciento del crecimiento de minorías en la Policía

Hispanos representan el 60 por ciento del crecimiento de minorías en la Policía

Washington, 14 may (EFEUSA).- Los hispanos representan el 60 por ciento del crecimiento de las minorías dentro de los cuerpos policiales del país, que son casi el doble de diversos ahora que hace dos décadas, según un informe del Departamento de Justicia publicado hoy.

El 27 por ciento de los policías locales (130.000) pertenece a una minoría étnica o racial y el 12 % son latinos, más del doble que en 1987, según datos de 2013 proporcionados hoy por la Agencia de Estadísticas Judiciales.

La publicación de este informe llega en un momento de intenso debate en el país sobre la desconfianza entre los cuerpos policiales y las minorías, a raíz de las muertes de varios jóvenes negros a manos de agentes blancos.

Las minorías han ganado peso dentro de los cuerpos policiales estadounidenses en las últimas dos décadas: hoy representan un 27 por ciento, frente al 25 % de 2007 y el 15 % de 1987.

También ha crecido el número de mujeres a tiempo completo en la Policía, de las 27.000 que había en 1987 (un 5 %) a las 58.000 de 2013 (un 12 %).

Sin embargo, sólo un 3 por ciento de los jefes de Policía local son mujeres.

Estos datos se dan a conocer tras el caso reciente de Freddie Gray, un joven negro de 25 años que murió en Baltimore por una lesión en la médula espinal producida durante su arresto, un suceso que desató los peores disturbios que la ciudad estadounidense ha visto en décadas.

Gray se ha convertido en un nuevo símbolo, como lo fue el joven negro Michael Brown el año pasado en Misuri, de la brutalidad policial y la desconfianza entre policías y minorías, un problema reconocido por el presidente Barack Obama.

La ola de disturbios que desató las muertes de estos jóvenes evocaron las violentas protestas raciales de los años sesenta y evidenciaron que el debate de la raza en Estados Unidos está lejos de haber sido superado.

En 1968, la comisión establecida por el entonces presidente Lyndon B. Johnson para analizar el origen de los disturbios llegó a las mismas conclusiones que han dejado los últimos casos medio siglo después.

“La Policía debe ser más diversa, evitar las actuaciones desproporcionadas, y vivir e integrarse en las comunidades donde reside”, era una de las recomendaciones de la Kerner Commission e idéntica a la extraída tras la muertes de jóvenes negros a manos de agentes en los últimos meses.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply