Los yihadistas niegan la muerte del líder de Al Qaeda en el Sahel en un ataque de EEUU en Libia

Los yihadistas niegan la muerte del líder de Al Qaeda en el Sahel en un ataque de EEUU en Libia

Trípoli, 16 jun (EFE).- El grupo yihadista "Ansar al Sharia", uno de los más importantes del Sahel, negó hoy que Mujtar Belmujtar, uno de los líderes radicales más buscados, muriera el sábado en un bombardeo estadounidense como afirmó el Gobierno libio reconocido internacionalmente y establecido en Tobruk.

En un comunicado difundido a través de páginas web de propaganda yihadista, Ansar al Sharia reconoce que el ataque en la localidad de Adjdabiya sucedió cuando se preparaban para una reunión de alto mando y que en el mismo perecieron siete personas, a las que identificó.

“Ningún otro cargo de responsabilidad resultó muerto”, zanjó el grupo, afiliado a la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Pocas horas después del bombardeo, el Gobierno internacionalmente reconocido de Tobruk se apresuró a anunciar la muerte de Belmujtar, uno de los hombres más buscados del Sahel, autor intelectual de los grandes atentados yihadistas perpetrados en la región en los últimos años.

El Pentágono fue desde el principio más cauto, y aunque admitió que el objetivo era “Míster Marlboro” -conocido así por sus vínculos con el contrabando de tabaco- dijo esperar aún información de dentro de Libia.

Tampoco el presidente francés, Fraçois Hollande, se atrevió el lunes en Argel a confirmar la muerte, aunque señaló que era “muy probable”.

El domingo, un portavoz militar del Gobierno libio reconocido en el exterior informó de la muerte de 17 personas en el bombardeo norteamericano, pero tampoco aludió a Belmujtar.

En una rueda de prensa ofrecida en la población de Al Maradj, cercana a la frontera con Egipto, Zubir al Hiyazi, portavoz de la operación militar de “Al Karama” (Dignidad), detalló que entre los cadáveres se han contabilizado los de varios combatientes extranjeros.

El bombardeo del sábado fue el primero que la aviación de EEUU lanza en Libia desde que hace cuatro años la OTAN contribuyera militarmente a derrocar el régimen dictatorial de Muamar Gadafi.

Desde hace meses, dos gobiernos, uno considerado rebelde establecido en Trípoli, y otro internacionalmente reconocido con sede en Tobruk, luchan por el poder apoyados por milicias islamistas y militares del antiguo régimen.

Una disputa que favorece el crecimiento y consolidación de grupos yihadistas, que ya controlan amplias zonas del país.

Uno de esos radicales es el propio Belmujtar, uno de los grandes señores del terrorismo en el Sahel y de los pocos que no han jurado obediencia al autoproclamado califa Abu Bakr al Baghdadi.

Belmujtar, un veterano de la lucha yihadista, cobró notoriedad en enero de 2013 por planear el mortal asalto al yacimiento argelino de gas de In-Amenas, en el este del país.

Tuerto tras un combate en Afganistán, y conocido por los sobrenombres del “inatrapable”, su presunta muerte ha sido ya anunciada en numerosas ocasiones.

A su grupo se le atribuyen dos atentados suicidas perpetrados en Níger, uno contra una base militar en la localidad de Agadez y otro contra una explotación minera francesa de uranio en Arlit, que causaron la muerte a 25 personas.

Nacido en la localidad argelina de Ghardaia en 1972, a la edad de 19 años viajó a Afganistán donde recibió instrucción militar y se unió a los muyahidin financiados por Estados Unidos y Arabia Saudí que años después crearían la red Al Qaeda.

De vuelta a Argelia, se sumaría a la lucha armada islamista en el conflicto que estallaría tras la anulación de las elecciones que le dieron la victoria al Frente Islámico de Salvación (FIS) como uno de los miembros más sanguinarios del radical Grupo Islamista Armado (GIA).

Años más tarde, se uniría como emir a AQMI y fundaría el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) como escisión de la red creada por Osama Bin Laden.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply