Piden a EEUU y Afganistán que acepten una investigación sobre el ataque al hospital de MSF

Piden a EEUU y Afganistán que acepten una investigación sobre el ataque al hospital de MSF

Ginebra, 15 oct (EFE).- La Confederación Helvética, que ostenta el rol de secretariado de la Comisión Internacional Humanitaria de Ginebra, ha enviado una carta a Estados Unidos y otra a Afganistán solicitándoles que reconozcan este organismo y pidiéndoles que acepten una investigación independiente sobre el bombardeo del hospital de Kunduz.

Así lo anunció hoy el ministro de Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, en rueda de prensa en la que dijo que “sería muy deseable” que ambos accedieran a las dos peticiones.

“Les hemos enviado las cartas y por ahora no hemos obtenido respuesta, esperamos una respuesta y que esta sea positiva”, añadió el ministro.

Médicos Sin Fronteras (MSF) informó ayer de que la Comisión había “activado la investigación independiente” del bombardeo estadounidense que sufrió su hospital en Kunduz, en el norte de Afganistán, en el que murieron 22 personas.

MSF especificó en un comunicado que éste se trataba del primer paso para investigar el ataque a su hospital el 3 de octubre y que sólo faltaba que Estados Unidos y Afganistán accedieran a la apertura del procedimiento.

No obstante, Burkhalter especificó hoy que ninguno de los dos países son signatarios del protocolo de las Convenciones de Ginebra que prevé el funcionamiento de esa instancia, por lo que lo primero que debe suceder es que ambas naciones “lo reconozcan ad hoc”.

Posteriormente, ambos países -dado que los dos están implicados en el proceso- deben acceder a que la comisión entre en funcionamiento, explicitó un funcionario helvético.

A pesar de que las Convenciones de Ginebra son los tratados más reconocidos internacionalmente, el protocolo que regula la comisión sólo ha sido ratificado por 76 estados.

El secretario general adjunto de la ONU, Jan Eliasson, presente en la misma rueda de prensa, lamentó la catástrofe y “que deba incluso recordarse que los hospitales deben ser lugares seguros en los que los pacientes y los trabajadores deben sentirse a salvo”.

Eliasson mostró su preocupación por las consecuencias perniciosas que puede tener en el futuro para la acción humanitaria este caso, dado el miedo de los actores sobre el terreno a ser un objetivo.

Estados Unidos se ha disculpado por el bombardeo y ha anunciado que en un mes harán públicas las conclusiones preliminares de la investigación del ataque.

MSF, sin embargo, ha pedido en repetidas ocasiones una investigación independiente, ya que no considera que las indagaciones del Pentágono puedan ser imparciales.

El Pentágono ha admitido que el ataque al hospital de MSF fue un error que pasó por la cadena de mando estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió disculpas por el bombardeo a Médicos sin Fronteras, que trabaja actualmente con la presunción de que el ataque al hospital fue un “crimen de guerra”.

El hospital atacado, el único especializado en traumatología en la región, quedó parcialmente destruido y ya no está operativo.

El ataque aéreo se produjo durante la contraofensiva de las tropas afganas por recuperar la ciudad de Kunduz de manos de los talibanes, su mayor logro militar desde el fin de su régimen en 2001 tras la invasión de EE.UU.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply