De Blasio destaca esfuerzos realizados para superar la intensa tormenta

De Blasio destaca esfuerzos realizados para superar la intensa tormenta

Nueva York, 25 ene (EFEUSA).- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, destacó hoy los esfuerzos de los equipos de emergencia para hacer frente a uno "de los mayores desafíos" que ha tenido la ciudad por la tormenta de nieve que sufrió el pasado sábado.

Pero De Blasio afirmó que se necesita «terminar este trabajo» y dijo que los esfuerzos están enfocados ahora en Queens, el distrito municipal más extenso de la ciudad de Nueva York, con una población de 2,3 millones de personas y una fuerte presencia latina.

El alcalde de Nueva York compareció ante los periodistas, teniendo como fondo una ambulancia de los bomberos, para agradecer a todos los equipos la labor realizada para enfrentar la segunda nevada más intensa en la historia de la ciudad.

Estos trabajos y las medidas adoptadas, entre ellas la prohibición del tráfico de vehículos privados durante el sábado, permitieron que Nueva York funcionara hoy como cualquier día laborable, el primero desde que comenzó a nevar.

Aun así, siguió insistiendo en la necesidad de que no se saquen los vehículos si no es necesario y se respeten las disposiciones municipales para eliminar la nieve de las veredas con el fin de permitir el paso de la gente.

Pero también reconoció que en Queens queda mucho por hacer, y dijo que hoy estaban trabajando allí 850 quitanieves, de los 2.000 equipos que estaban operando hoy en toda la ciudad.

Los equipos tienen que limpiar un total de 19.000 millas, el total de las avenidas y calles de la ciudad.

Por su parte, la responsable de los equipos sanitarios, Kathryn García, reconoció que la limpieza en algunas de las calles de Queens «no ha sido efectiva».

«Es nuestra primera prioridad», agregó la alta funcionaria municipal.

La cantidad de nieve caída llegó a 26,8 pulgadas, levemente por debajo del récord de febrero de 2006 (26,9 pulgadas), teniendo en cuenta los registros que se hacen en la ciudad desde hace siglo y medio.

Pero en otros lugares, como en el aeropuerto internacional JFK, la nieve caída superó las 30 pulgadas, lo que obligó a cancelar miles de vuelos desde el viernes pasado tanto por las condiciones meteorológicas como por el estado de las pistas.

Los habitantes de Nueva York realizaban hoy las tareas habituales de cualquier día laborable, con mucha nieve acumulada en las calles, lo que dificulta los desplazamientos, y con retrasos en los sistemas de transporte público.

Sigue habiendo limitaciones en los trenes que conectan la isla de Manhattan con Long Island, en cuyo extremo occidental se encuentran los distritos municipales de Queens y Brooklyn.

De Blasio se reafirmó en su decisión de reanudar las clases en los colegios desde este mismo lunes, al contrario que en otras ciudades, como Washington, que también sufrió una intensa nevada el viernes y sábado pasados.

«Sabemos que en algunos casos la gente llegaría tarde, pero en términos generales llegarán a salvo», insistió el alcalde, que recordó que en las escuelas que dependen de la ciudad estudian 1,1 millones de alumnos.

El alcalde, que estaba acompañado de sus más directos colaboradores y responsables de emergencias, dijo que durante las horas de la tormenta de nieve fueron llevadas a refugios 912 personas sin hogar, en algunos casos a la fuerza.

En su comparecencia ante los periodistas, De Blasio dijo que, debido al calentamiento global, Nueva York seguirá teniendo tormentas de nieve cada vez más intensas.

«Tenemos que prepararnos mucho más, con intensidad», insistió.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply