Moody’s coloca las calificaciones nacionales de Pemex en revisión a la baja

Moody’s coloca las calificaciones nacionales de Pemex en revisión a la baja

México, 22 ene (EFE).- Moody's México colocó las calificaciones Baa1/Aaa.mx/MX-1 en escala nacional de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) en revisión a la baja, informó hoy la agencia en un comunicado.

Esto como resultado de la decisión de Moody’s Investors Service de poner también en revisión a la baja las calificaciones en escala global de la empresa, junto con las de otras cuatro compañías latinoamericanas de petróleo integradas, exploración y producción (E&P) y de refinación.

La agencia justificó su decisión señalando el deterioro de los precios del petróleo, que acumulan una caída de más del 20 % desde el inicio de 2016, alcanzando niveles bajos de precios nominal «no vistos en más de una década».

En el caso de México, estos bajos precios «continuarán siendo mitigados por las coberturas petroleras de México», a lo que también ayudarán «las mayores ganancias gubernamentales provenientes de las reformas fiscales», señala Moody’s Investors Service.

El vicepresidente y analista de Moody’s, Jaime Reusche, remarcó que, aunque «históricamente» los ingresos del petróleo representaban para México una tercera parte de sus ingresos, el país se ha vuelto «menos dependiente» del crudo.

La agencia estima que el déficit del Gobierno federal disminuirá hasta constituir el 2 % del producto interno bruto (PIB), tras el 2,3 % del año pasado.

En el panorama global, Moody’s ve «un riesgo sustancial de que los precios pudieran recuperarse mucho más lentamente en el mediano plazo de lo que muchas compañías esperaban, así como un riesgo que los precios pudieran caer aún más».

Actualmente, la producción de petróleo excede la demanda por unos 2 millones de barriles diarios, que se suman a los elevadas reservas petroleras globales.

Moody’s dijo que «los productores la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros no pertenecientes continúan produciendo sin restricción en una batalla por conseguir participación de mercado».

A esto se le suma la incorporación de Irán este año al mercado petrolero mundial este año, después de que la ONU le retirara las sanciones; este país está posicionado para agregar alrededor de 500.000 a un millón de barriles diarios.

Todo ello «neutralizará y hasta excederá» las reducciones esperadas en la producción de Estados Unidos de alrededor de 500.000 barriles diarios.

Los precios bajos debilitarán «aún más» los flujos de efectivo para las compañías de exploración y producción, lo que ocasionará un «deterioro mayor» de los indicadores financieros, aseguró Moody’s.

«La mayoría de las compañías no tiene capacidad para financiar internamente niveles sostenibles de inversión de capital, considerando los precios actuales del mercado», añadió.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply