El argentino Ramiro Quinteros luce su rock áspero en “Karma & Milagros”

El argentino Ramiro Quinteros luce su rock áspero en “Karma & Milagros”

Miami, 26 may (EFEUSA).- El más reciente trabajo del cantautor y productor argentino Ramiro Quinteros, "Karma & Milagros", está compuesto de canciones de áspero rock y sonido afilado que demuestran que el "buen karma hace milagros", dijo hoy a Efe el músico.

El disco, patrocinado e impulsado por la Secretaría de Cultura de Buenos Aires, apuesta por letras sinceras que ahondan en el valor de la experiencia cotidiana y compartida, con un sonido directo y crudo de guitarras y voces.

“No queríamos demasiados efectos ni arreglos, ni trucos tecnológicos, sino un buen audio de toma, que se rehiciera poco en la mesa de mezclas”, afirmó el porteño Quinteros, quien comentó el origen del inusual nombre del disco, “Karma & Milagros”.

Contó que se sentía escéptico ante la posibilidad de que la Secretaría de Cultura respaldara económicamente el proyecto y grabación del disco, por lo que pensó: “Si esto sale es un milagro”. “¡Y salió!”, resaltó con un punto todavía de incredulidad.

Para lograr su objetivo, Quinteros explicó que “había remado como un loco escribiendo letras y componiendo canciones”, convencido de la eficacia del “buen karma”, ese instinto que te dice que “si vos hacés bien las cosas y tirás la buena, te vuelva la buena”

En ese contexto, explicó que prueba este patrón de vida “todos los días”, desde que abandonó el escepticismo y se centró en dar su mejor esfuerzo.

Se considera deudor, sobre todo, del rock norteamericano, de bandas como Tom Petty & The Heartbreakers y compositores como Bob Dylan. “Pertenezco a una raza de músicos contadores de historias. No puedo montar una canción sin pretender decir nada”, aseguró.

Se define como un productor musical “obsesivo”, que obliga a “pasar por varios filtros” sus canciones hasta que la selección hecha le satisface. Solo entonces comienza el verdadero trabajo de producción y arreglos.

En “Karma & Milagros”, su segundo trabajo, de medio centenar de canciones en sucio seleccionó una veintena y, tras una segunda criba, se quedó con 13 temas, los que componen el disco.

El proceso de grabación partió primero de grabaciones a base de guitarras acústicas y un voz solista de referencia, para posteriormente grabar el resto de los instrumentos.

“Lleve al estudio como 20 guitarras eléctricas y otras 20 acústicas, y al final todo se acabó grabando con una guitarra eléctrica Fender Telecaster, y la acústica Guild J 200 y una Fender de 12 cuerdas”, explicó.

Quinteros planea subir muy pronto con su banda (bajo, batería, órgano Hammond y piano, guitarra eléctrica y acústica), a los escenarios de Miami y continuar su gira por España, donde presentará un puñado de canciones creadas para convencer a la gente de que la vida está hecha de “Karma y Milagros”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply