Decisión de Corte Suprema sobre indocumentados abre ventana de alivio

Decisión de Corte Suprema sobre indocumentados abre ventana de alivio

Los Ángeles, 16 jun (EFEUSA).- La decisión de la Corte Suprema de autorizar a las cortes federales posponer las fechas de los procesos judiciales de inmigración abre una ventana de alivio para los casos en los que los inmigrantes no cuentan con tiempo o recursos suficientes para enfrentar sus audiencias.

De igual manera, el fallo del Supremo ha sido recibido favorablemente por organizaciones que trabajan en defensa de los indocumentados, que ven en esa decisión un alivio para miles de inmigrantes.

Para Nelson Castillo, abogado especialista en inmigración, esta decisión de la corte puede ser un camino “en los casos específicos donde hay personas en casos similares afectados por la negligencia o mala práctica de un abogado de inmigración”.

“No sé cuántas personas pueden estar siendo afectadas por la negligencia de un abogado de inmigración pero desde luego esto es una tremenda victoria para un inmigrante que no ha hecho nada negativo”, explicó en entrevista con Efe el jurista Castillo.

La Corte Suprema falló a favor de Reyes Mata, un mexicano que vivió ilegalmente en Estados Unidos durante quince años y, tras declararse culpable de un delito de asalto, recibió una orden de deportación de un juez de inmigración.

Ante esto, el mexicano, según recoge el fallo, expresó su deseo de recurrir la decisión ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), el máximo órgano administrativo para interpretar y aplicar las leyes de inmigración.

No obstante, su abogado no interpuso el recurso en el plazo establecido de 90 días y, Mata decidió cambiar de letrado y pidió a la Justicia que le permitiera recurrir la orden de deportación porque su anterior representante legal no le había defendido correctamente.

La Junta de Apelaciones de Inmigración se negó a prestarle auxilio y, posteriormente, la Corte de Apelaciones para el Circuito Quinto alegó que no tenía autoridad para extender la fecha límite para recurrir la deportación.

Por eso, para las entidades sin ánimo de lucro que buscan ofrecer servicios de asesoría a los inmigrantes indocumentados, la decisión de ayer de la corte “empodera a los inmigrantes en casos similares”.

“Gran número de las personas que han tenido orden de deportación en el pasado es porque la han recibido en su ausencia”, comentó a Efe Tessi Borden, directora de comunicaciones del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

Según la experiencia de la activista, muchas de estas personas cambian de dirección y no reciben los documentos sobre su caso, o “ni siquiera sabían que había un proceso migratorio contra ellos”.

No obstante, Castillo advirtió que no se trata de una panacea para resolver los casos de deportaciones en proceso o ya definidos sino que “cada caso es único y particular”.

“Lo que la Corte Suprema básicamente dijo es que la persona tiene la habilidad de poder pedirle a la Corte Federal de Apelaciones que revise una negación de una moción de reapertura”, señaló el abogado.

El pronunciamiento del Tribunal Supremo, recalcó el abogado de Los Ángeles, no determina “si el señor Mata tenía la razón o no” al pedir que reabrieran su caso y solamente establece que la corte de apelaciones debe escuchar sus razones.

“No quiere decir que va a ganar el caso pero por lo menos va a tener una oportunidad”, aclaró.

Para el experto abogado salvadoreño, “la moraleja de todo esto es la importancia de la representación legal” adecuada.

“Es crucial que desde el principio todo inmigrante tenga cuidado con cada persona que contrata para que le haga un trabajo legal y esté seguro de que, primeramente tenga licencia y segundo que tenga experiencia”, afirmó.

A su vez, CARECEN resaltó que la asesoría legal adecuada es indispensable y desafortunadamente los servicios subsidiados son muy escasos.

Un análisis de la entidad encontró que actualmente, hay entre 2.000 y 10.000 aplicantes por cada abogado que trabaja para una organización sin ánimo de lucro, “lo que significa que muy pocos inmigrantes tienen acceso a estos servicios”.

Así, a pesar de los costos, si no se pueden obtener servicios subsidiados a través de entidades sin ánimo de lucro los inmigrantes tienen que buscar abogados que verdaderamente representen la seguridad para su cliente.

Castillo resaltó que las personas que están en procesos legales de inmigración deben mantener los nombres de los abogados, pedir información sobre su caso, preguntar por las fechas claves del proceso y tener una copia de los documentos en sus archivos personales.

“Usted debe poder participar en totalidad con su abogado en el proceso y hacer seguimiento para que, por ejemplo, no se pase ninguna de esas fechas límites”, recomendó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply