Estudio destaca beneficios de otorgar licencias a indocumentados en Colorado

Estudio destaca beneficios de otorgar licencias a indocumentados en Colorado

Denver (CO), 30 jun (EFEUSA).- El otorgamiento de licencias de conducir a indocumentados beneficia tanto la seguridad vial como la economía de Colorado y esos beneficios aumentarían si se acelerase el proceso de emisión de esos documentos, afirma un reporte difundido hoy por una organización no lucrativa de Denver.

Según el informe, compilado por el Instituto Fiscal de Colorado (CFI, en inglés), si se le otorgasen licencias a los 168.400 indocumentados que CFI estima viven en este estado y califican para recibir las licencias, el impacto económico sería millonario.

En 2013, la legislatura local aprobó la Ley de Seguridad Vial y Comunitaria (SB13-251), que desde agosto de 2014 autoriza que ciertos indocumentados (con identidad comprobable y que hayan vivido y pagado impuestos en Colorado) accedan a licencias de conducir.

A pesar de que desde entonces sólo una fracción del total de indocumentados de Colorado recibió licencias, ya se pueden medir los efectos positivos de la ley mencionada, según CFI.

Si, tras obtener las licencias, los indocumentados comprasen sus seguros de automovilísticos, los otros conductores ahorrarían en total 29,5 millones de dólares en sus seguros, estimó CFI.

Además, las compañías de seguros verían nuevos ingresos anuales superiores a los 113 millones de dólares y los gobiernos locales colectarían hasta 6,9 millones de dólares por impuestos al registro de vehículos.

“Aquellos que tienen licencias son más proclives a trabajar y a gastar y participan más ampliamente en la economía de Colorado. Los conductores con licencias tienden a realizar grandes compras, como casas, vehículos o electrodomésticos”, sostiene el reporte.

Las licencias también contribuyen a mejorar la seguridad vial, como sucede en Nuevo México, donde se otorgan licencias a indocumentados desde 2003 y donde el número de conductores sin seguro se redujo el 24 %, el de conductores alcoholizados el 32 % y el de accidentes automovilísticos mortales el 23 %.

Y en Utah, donde los indocumentados reciben licencias desde 2005, se redujo el 28 % la cantidad de conductores no asegurados. Lo mismo, dice CFI, sucederá en Colorado, porque “los conductores con licencia conocen más las leyes de tránsito, compran seguros y registran sus vehículos”.

Pero las leyes actuales exigen que anualmente se apruebe nuevamente el presupuesto para la ley SB13-251, por lo que, como sucedió este año, la cantidad de oficinas que atienden a indocumentados puede ser reducida, lo que dilata la emisión de las licencias. Por eso, CFI sugiere modificar ese enfoque.

“CFI cree que los beneficios económicos y sociales de darles licencias a todos los inmigrantes grandemente sobrepasan el costo administrativo del programa”, concluye el reporte.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply