Líderes boricuas en EE.UU. intensificarán lucha a favor de la isla

Líderes boricuas en EE.UU. intensificarán lucha a favor de la isla

Nueva York, 30 jun (EFE).- Líderes puertorriqueños en EE.UU. intensificarán sus esfuerzos para lograr que la isla caribeña obtenga un rescate financiero, luego de que su gobernador Alejandro García Padilla informara que no pueden afrontar el pago de la deuda de 72.000 millones de dólares.

“Lo que el gobernador hizo fue responsable, demostró valentía y le aplaudo”, dijo a Efe el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz, quien lideró la creación del Grupo de Trabajo sobre Puerto Rico, conformado por funcionarios electos y cámaras de comercio, que ha intervenido a favor de la isla ante el Congreso.

Fue el grupo que durante el Desfile Nacional Puertorriqueño en Nueva York denunció a la administración del presidente Barack Obama por el recorte en el reembolso de fondos públicos a los seguros de salud en la isla, lo que aseguran agrava la crisis económica.

En un mensaje televisado, García Padilla aseguró el lunes al país que la situación de la isla es “insostenible” y de su determinación a buscar una moratoria que le permita impulsar medidas de crecimiento que ayuden a desatascar una economía, que acumula casi una década en retroceso.

“Creo que tras ese mensaje, todos van a tomar la situación de la isla más en serio”, dijo al referirse al Congreso y Casa Blanca.

“Esto no se trata de política: la situación es grave, muy seria y (los puertorriqueños en EE.UU) tenemos que hablar con una sola voz, de que el gobierno federal tiene que asistir a Puerto Rico”, agregó Díaz, quien ha estado también asesorando a García Padilla sobre el tema.

Afirmó que para resolver la difícil situación económica de la isla, “hay que aprobar legislación federal que le permita reestructurar la deuda. No estamos pidiendo que le dé ni un centavo a la isla, sino que permitan la bancarrota”.

Para ello, aseguró que se intensificará la lucha a través de los congresistas puertorriqueños Nydia Velázquez y José Serrano, de Nueva York, y Luis Gutiérrez, de Chicago.

“Ellos están hablando con todo el mundo, incluyendo a los republicanos y yo coordino al liderazgo en Nueva York. Es tiempo que las voces sean más amplias”, afirmó y explicó que buscan ampliar ese frente de apoyo a otros legisladores no puertorriqueños y sindicatos, así como a la comunidad boricua en otros estados.

El presidente de El Bronx, condado con el mayor número de boricuas, indicó además que la pasada semana conversó con la precandidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, de la que dijo tiene “influencias” en Washington a las que podría acudir a favor de la isla.

La Casa Blanca ha descartado el rescate financiero que sacaría al gobierno puertorriqueño de la bancarrota y en su lugar exhortó al Congreso a evaluar que las empresas públicas de la isla no tienen acceso al capítulo 9 de la ley federal de quiebras.

El secretario de Prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest ha dicho que seguirán brindando asistencia técnica a la isla y buscando identificar recursos dentro de los programas federales.

“Creo que esto se va a convertir en un tema de campaña presidencial”, afirmó al recordar que en la Florida, uno de los estados claves en elecciones, se ha establecido una gran población puertorriqueña, emigración que ha aumentado con la crisis económica.

De acuerdo con Díaz, aún no han obtenido una respuesta de Clinton, con la que espera volver a reunirse próximamente.

Según datos de la Oficina de Puerto Rico en la Florida, allí viven cerca de 900.000 puertorriqueños, la mayoría radicados en las áreas de Orlando y Tampa.

“Estamos hablando de una campaña presidencial y no tengo que recordar la importancia de la Florida. Ya es tiempo de ejercer presión”, afirmó.

“De lo que estamos hablando -agregó- es que se dé asistencia a 3,5 millones de ciudadanos. EE.UU. siempre le ha dado dinero a otros residentes del país y otros países y no sabemos por qué no puede asistir a ciudadanos, muchos de los cuales han peleado en las diversas guerras” que ha enfrentado este país.

Entre sus gestiones a favor de la isla, Díaz recordó que habló con Valerie Jarrett, asesora principal de Obama, así como con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, al que indicó que “de la misma manera que visitó y llamó la atención sobre Cuba, tiene que hacer lo mismo para Puerto Rico”.

También se ha comunicado con los senadores de Nueva York Charles Schummer y Kirsten Gillibrand.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply