Movilizan residentes en apoyo a licencias restrictivas a los indocumentados

Movilizan residentes en apoyo a licencias restrictivas a los indocumentados

Charlotte (NC), 3 jun (EFEUSA).- Grupos en Carolina del Norte iniciaron hoy una campaña para movilizar a los residentes a que soliciten a sus legisladores apoyar el proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir restrictivas a los indocumentados debido a su estancamiento en un comité.

El Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes del estado no votó el martes para que la propuesta HB 328 avance a su discusión en el pleno de la cámara baja tras 90 minutos de un intenso debate sobre los puntos de la controvertida medida.

Un grupo de legisladores propuso eliminar la parte de la medida que permite que los inmigrantes sin documentos saquen un permiso de conducir por un año luego de someterse a una revisión de sus antecedente criminales.

El promotor de la ley, el representante republicano Harry Warren, defendió la HB 328 argumentando que la misma “no tiene nada que ver con inmigración sino con la seguridad de los residentes del estado”.

Warren estima que entre 90.000 y 110.000 indocumentados conducen en las carreteras de Carolina del Norte y que otorgarles un permiso “haría que se responsabilicen ante las leyes del estado cuando manejan un vehículo”.

Sin embargo, algunos legisladores manifestaron que otorgar una licencia o un ID a los indocumentados es como “legitimar su presencia en Carolina del Norte”.

“Creo que subestimamos enormemente el valor y los derechos de la ciudadanía en este país y la gravedad del delito de su entrada ilegal”, afirmó el representante de Rockingham, el republicano Bert Jones.

“No debemos ser alentadores, no se debe aprobar ni aceptar la inmigración ilegal de ninguna manera”, resaltó.

Warren señaló que el permiso sería diferente a las licencias de conducir de los otros residentes y que no se podría utilizarse como identificación para obtener asistencia pública u otros servicios del Gobierno.

Ante la polarización de los legisladores con respecto al proyecto de ley, el grupo Jesus Ministry, que desde hace cuatro años viene luchando por las licencias para los indocumentados, hizo hoy un llamado a la comunidad inmigrante.

“Estamos en una guerra a campo abierto por los permisos de manejo. Hay que movilizarse y rápido. No nos daremos por vencidos y lucharemos hasta el final”, afirmó hoy a Efe Maudia Meléndez, directora del grupo.

Según Meléndez, el mayor obstáculo que tiene la HB 328 es el gobernador republicano Pat McCrory, quien “tiene a varios cabilderos tratando de convencer a los legisladores que no saquen el proyecto a votación en la Cámara de Representantes”.

“Hay que mandar alertas por las redes sociales, escribir correo electrónicos, hacer llamadas a los legisladores y hacer todo lo posible para sacar el proyecto adelante”, acotó Meléndez.

Se espera que el Comité de Finanzas retome la semana entrante la discusión de la HB 328.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply