EEUU investiga a 37 personas por importar 1.000 kilos de heroína desde México

EEUU investiga a 37 personas por importar 1.000 kilos de heroína desde México

Washington, 2 jun (EFEUSA).- El Gobierno anunció hoy una investigación contra 37 personas, entre las que se encuentran dos supuestos capos del narcotráfico, por participar en una red de tráfico de heroína que importó desde México 1.000 kilos de esa droga.

El Departamento de Justicia detalló en un comunicado que las pesquisas se dirigen contra una organización que produjo y suministró desde 2008 gran cantidad de heroína.

La droga se importaba desde México y se distribuía a otros cárteles de la droga en varias ciudades de EEUU, como Filadelfia, Chicago, Nueva York, Atalanta, Candem o Nueva Jersey.

Los supuestos líderes de la red de narcotráfico, los hermanos Antonio e Ismael Laredo, han sido acusados de formar parte de una red criminal, desde la que supuestamente coordinaban a otros 21 individuos que se encargaban de distribuir la droga.

En total, el total el Departamento de Justicia ha presentado 108 cargos contra los 37 acusados, entre los que destacan 62 cargos por lavado de dinero y 43 relacionados con el tráfico de sustancias ilegales.

Para hacer llegar su mercancía a Estados Unidos, la red de narcotráfico ocultaba la droga en baterías y parachoques de vehículos, así como en el interior de latas de fruta y verdura.

Según figura en el escrito de acusación, la organización criminal se encargaba de empaquetar en Filadelfia la heroína, en bolsas de entre 15 y 50 kilogramos, que luego transportaban de forma regular, por tren o coche, a Chicago (Illinois), donde la comercializaban.

Para proteger su red de distribución de droga y evitar cualquier traición dentro de la organización, los narcotraficantes no dudaban en recurrir a la violencia con asaltos, secuestros, amenazas, asesinatos o incendios, según sostiene el Departamento de Justicia.

Para hacer llegar los beneficios obtenidos de forma ilícita a México, los hermanos Laredo utilizaban diferentes técnicas de blanqueo de dinero, incluyendo las llamadas “cuentas embudo” en las que los narcotraficantes depositaban el dinero en efectivo mientras estaban en EEUU, un intermediario compraba bienes con estos fondos y luego depositaba los beneficios en otro fondo en el extranjero.

Con estas y otras estrategias, como transferencias electrónicas, la organización criminal consiguió hacer llegar al menos 5 millones de dólares a México, país de residencia de los hermanos Laredo.

Por estas acusaciones, los hermanos Laredo podría ser condenados a cadena perpetua y a multas de cientos de millones de dólares, mientras el resto de los acusados se enfrenta, en su mayor parte, a penas de al menos 10 años de prisión y multas de miles de dólares.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply