El Bronco, primer candidato independiente que gobernará un estado en México

El Bronco, primer candidato independiente que gobernará un estado en México

México, 8 jun (EFE).- Jaime Rodríguez, el Bronco, hizo historia en México al convertirse en el primer candidato independiente que gobernará un estado del país, tras ganar la Gobernación de Nuevo León a los aspirantes de los principales partidos, con un 49 % de los votos, según resultados preliminares de los comicios del domingo.

Su triunfo en el estado más rico del país por su potente industria propinó un duro golpe al oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), que obtuvo un 23,6 %, seguido muy de cerca por el conservador Acción Nacional (PAN) con el 22,5 % de los sufragios.

En unos comicios en los que se estrenaron las candidaturas independientes incluidas en la reforma político-electoral aprobada en 2014, Nuevo León demuestra el hartazgo de los ciudadanos hacia los partidos y la necesidad de un cambio en la forma de gobernar.

Nuevo León necesita alguien con “carácter” para sacarlo adelante, afirmó este político que hasta septiembre pasado estaba dentro de las filas del PRI. “Voy a trabajar con todos”, dijo a una emisora local tras destacar que va a buscar el consenso para convertir este estado en un ejemplo para el país.

Asimismo, prometió combatir la corrupción e impulsar la posibilidad de revocación de mandato.

“Si a los tres años el Bronco no cumple, se va para su casa”, apuntó el futuro gobernador, quien al ser interrogado sobre si en tres años buscará la Presidencia, respondió que no piensa en ello porque “eso ha echado a perder a mucha gente”.

Aunque el PRI perdió Nuevo León, donde gobierna con Rodrigo Medina, se impuso en cuatro de los nueve Gobiernos estatales en juego en las elecciones del domingo, aunque en uno de ellos -San Luis Potosí- la pelea está muy cerrada, según los resultados preliminares.

Así, el partido del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, recuperó los estados de Guerrero, que estaba en poder del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Sonora, gobernado actualmente por el PAN.

En Guerrero el candidato del PRI, Héctor Astudillo, obtuvo unos 70.000 mil votos más que su principal contendiente, Beatriz Mojica, y puso fin a una década de Gobierno del izquierdista PRD.

Los votantes pasaron la factura al PRD por la desaparición de 43 estudiantes a manos de autoridades corruptas y miembros del crimen organizado.

El entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, postulado por el PRD en las elecciones de 2012, está en prisión acusado de ser el autor intelectual del ataque a los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa el 26 de septiembre pasado, que dejó un saldo de seis muertos y 43 desaparecidos.

El mismo caso precipitó a finales de octubre pasado la renuncia del entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.

En Sonora, la candidata del PRI y del Partido Verde, Claudia Pavlovich, ganó con el 47,5 % de los sufragios y relegó al PAN al segundo lugar, cuyo candidato, Javier Gándara, roza el 41 % de los votos.

El PRI en alianza con el Verde renovó su condición de primera fuerza política en Campeche, donde Rafael Moreno se impuso con el 40,9 % de los votos, 10 puntos porcentuales por arriba de Acción Nacional.

En San Luis Potosí los resultados están muy cerrados, con una muy leve ventaja para el candidato del PRI, Verde y Nueva Alianza, Juan Manuel Carreras, que suma 35,8 % de los votos, seguido muy de cerca por la aspirante del PAN, Sonia Mendoza, que logra el 33,6 % de los sufragios.

Aunque esta mañana los resultados preliminares daban al victoria en Colima al aspirante del PRI, José Ignacio Peralta, al incluir más actas escrutadas la victoria ahora es para el candidato del PAN, Jorge Luis Preciado, con el 39,7 % de los votos, frente a 35,2 % del primero.

El PAN renovó el Gobierno en Baja California Sur de la mano de Carlos Mendoza Davis, quien obtuvo el 45,1 % de los votos, 10 puntos porcentuales por arriba de aspirante del PRI, Verde y Nueva Alianza, Ricardo Barroso.

Además, Francisco Domínguez (PAN) recuperó el Gobierno de Querétaro tras obtener unos 45.000 sufragios más que Roberto Loyola, postulado por el PRI, el Verde, el Partido del Trabajo y Nueva Alianza.

El PRD se hizo con un antiguo bastión, el occidental estado de Michoacán, de la mano de Silvano Aureoles, quien logró el 36 % de los votos, frente al 27,8 % de los sufragios obtenidos por José Ascensión Orihuela, del PRI y el Verde.

Según datos preliminares del Instituto Nacional Electoral, este domingo el 47 % de los 83,5 millones de votantes mexicanos acudieron a las urnas para elegir 2.016 cargos públicos, entre ellos los 500 integrantes de la Cámara de Diputados.

En las elecciones legislativas federales, el PRI logró el 29 % de los votos, seguido por el PAN con el 20,9 % y el PRD con apenas el 10,8 % de los sufragios, golpeado por la irrupción en el escenario político del Morena, que obtuvo el 8,4 % en sus primeros comicios.

En quinta posición se situó el Verde (7,1 %), seguido por Movimiento Ciudadano (6 %), Nueva Alianza (3,7 %) y Encuentro Social (3,2 %). Los partidos del Trabajo y Humanista pierden su registro al quedar con votaciones por debajo del 3 %

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply