El Universal denuncia la violencia que sufren los periodistas en México

El Universal denuncia la violencia que sufren los periodistas en México

Valencia (España), 3 jun (EFE).- El responsable de edición de "El Universal" de México, Esteban Román Alonso, advirtió hoy sobre la peligrosidad del ejercicio del periodismo y denunció la situación de la libertad de prensa en su país, que calificó de "lamentable".

Román Alonso participó en una mesa redonda sobre violencia y libertad de prensa junto al editor del francés Le Monde, Paulo Paranagua, en la segunda y última jornada del Congreso de Editores de Medios de Europa y América Latina-Caribe, que se celebra la ciudad española de Valencia (este).

En su intervención, el responsable de El Universal manifestó que en los últimos años más de 130 periodistas fueron asesinados en México, y añadió que si algunas provincias mexicanas como Guerrero o Tamaulipas fueran países, “serían los más peligrosos del mundo, sólo superados por algunas zonas de Honduras”.

Asimismo, lamentó que la mayor parte de agresiones que sufren los periodistas en el país (rotura de materiales o detenciones arbitrarias, no asesinatos) provienen de personal de Estado, y que esta cifra se ha duplicado con el actual Gobierno de Enrique Peña Nieto.

“La situación de la libertad de prensa en México es lamentable, y el Gobierno está contribuyendo a ello incrementando el gasto en publicidad y aprobando una legislación que permite rastrear a los usuarios de dispositivos móviles o apagar las telecomunicaciones durante una protesta”, añadió.

“Si bien es cierto que los cárteles que se dedican a la extorsión y los secuestros son una gran amenaza para los turistas en México, las cifras dicen que la principal amenaza para los periodistas en México es el propio Estado”, dijo.

Añadió que “sólo nosotros podemos defendernos si hacemos entender a la población que no queremos privilegios, sino que somos un sector vital para saber lo que pasa en el país”.

Por su parte, Paranagua se refirió a los atentados del pasado enero en París, entre ellos el sufrido por el semanario satírico Charlie Hebdo, y destacó que los periodistas ejercen “una profesión que es despreciada por muchos e incluso odiada, no sólo por políticos de derecha o de izquierda, sino por una parte de la opinión pública”.

“Nos hemos vuelto una institución. En origen éramos una especie de contrapoder, pero se nos ha asimilado a los otros tres poderes, también corruptos e ineficientes”, agregó.

Paranagua lamentó la “valentía” de los anónimos que insultan y difaman a través de las redes sociales “frecuentemente desde esferas oficiales” y “transforman en blancos a los periodistas”.

Los apoyos que recibieron los periodistas franceses tras los atentados “fue algo excepcional que todavía nos tiene emocionados, pero realmente nos odian, piensan que nuestro trabajo no tiene valor, gracias a Internet todos son periodistas, es algo terrible”.

Para este responsable de edición, se habla mucho de la crisis de la prensa escrita y “no sabemos cómo reaccionar, estamos deslumbrados e incompetentes frente a las nuevas tecnologías discutiendo sobre soportes, pero no sobre criterios editoriales para atraer de nuevo a los lectores”.

Por otra parte, también advirtió sobre la “gran cantidad de casos de autocensura” que, a su juicio, se registran en las redacciones de todo el mundo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply