México, por delante de EEUU y UE al abordar emisiones por uso de la tierra

México, por delante de EEUU y UE al abordar emisiones por uso de la tierra

Washington, 2 jun (EFEUSA).- México está por delante de EEUU y la Unión Europea (UE) a la hora de hacer frente a las emisiones de gases de efecto invernadero debidas al uso de la tierra, según un informe publicado hoy por el grupo estadounidense Unión de Científicos Sensibilizados (UCS).

Este estudio se basa en la información sobre la contribución nacional prevista (INDC, por su sigla en inglés) presentada por Estados Unidos, México y la Unión Europea de cara a la cumbre del clima que acogerá París en diciembre próximo.

La UCS comparó los datos de Estados Unidos, la Unión Europea y México en términos de transparencia, ambición, niveles de rendición de cuentas y actuaciones propuestas.

“La conclusión es que las INDC de EEUU y la UE son insuficientes en su descripción de lo que harán para reducir las emisiones debidas al uso de la tierra (agricultura, silvicultura) y, sin embargo, la contribución de México aborda con ambición el problema de las emisiones ligadas a este sector”, explicó la organización.

“Las emisiones debidas al uso de la tierra suponen el 25 por ciento de toda la contaminación causante del calentamiento global, por eso es esencial que los países con posibilidades de reducir sus emisiones en este sector -como EEUU, la UE y México- se comprometan claramente a hacerlo en sus INDC”, señaló Doug Boucher, director de la Tropical Forest and Climate Initiative, de la UCS.

Un informe anterior de la UCS determinó que, de los ocho países que representan el 57 por ciento de todas las emisiones debidas al uso de la tierra, EEUU tiene el potencial de llevar a cabo las mayores reducciones.

“Por desgracia, la INDC de EEUU no incluye ninguna actuación para abordar el problema de las emisiones producidas por la agricultura y la silvicultura”, apuntó Boucher.

“Es decepcionante ver que EEUU no aborda adecuadamente el problema de las emisiones causadas por la agricultura y la silvicultura, especialmente cuando hay tantas posibilidades de llevar a cabo reducciones”, añadió.

Según la UCS, la INDC de la UE no contiene planes de actuación o mitigación para abordar el problema de las emisiones debidas al uso de la tierra, y tan solo incluye “referencias imprecisas a dichas emisiones”.

“Mientras que las INDC de EEUU y la UE suscitan preocupación, el objetivo de reducción de emisiones de México encara realmente el problema del sector de uso de la tierra, el país es un verdadero líder en este sentido”, afirmó Boucher.

Los planes detallados de reducción de emisiones de México mencionan específicamente actuaciones para reducir la deforestación a cero en 2030, aumentar la reforestación, restaurar los ecosistemas y mejorar la sostenibilidad agrícola.

Como país en desarrollo, México no cuenta con tantos recursos para poner en práctica este plan de actuación sin ayuda extranjera.

El país se ha comprometido a reducir la contaminación un 25 por ciento por sí solo y un 40 por ciento si recibe financiación internacional, según los datos de la UCS.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply