México quiere acercarse al Líbano a través de la diáspora libanesa

México quiere acercarse al Líbano a través de la diáspora libanesa

Beirut, 18 may (EFE).- El Ministro de Asuntos Exteriores mexicano, José Antonio Meade, afirmó hoy en Beirut que México y el Líbano buscan reforzar sus vínculos comunes a través de la diáspora libanesa.

La diáspora “nos vincula y sirve de puente. La diáspora, que se siente muy orgullosa de sus raíces libanesas, que ha sido muy exitosa en México, queremos que sea ahora un catalizador de una relación que tiene mucho potencial”, aseguró el canciller a la prensa al margen su visita al Líbano, adonde llegó ayer.

En este sentido, agregó que “México tiene un gran empeño en ser parte de los circuitos de diálogo. Tiene mucho que ofrecer y aprender de esta región y sentimos que un espacio muy natural para ese acercamiento es justamente el Líbano, con quien nos vincula una relación histórica, cercana y de gran afecto”.

Meade, que subrayó que en México vive alrededor de “medio millón de mexicanos de descendencia libanesa que han tenido éxito” en distintos campos, subrayó que la libanesa es “una diáspora muy apreciada, cercana y exitosa, que se siente orgullosa de sus raíces”.

“Queremos que ahora juegue un activo papel en acercar a los dos pueblos y a las dos comunidades”, insistió.

En su visita al Líbano, Meade viajó acompañado del director general de ProMéxico, Francisco González, y el coordinador de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Guillermo Ruiz de Teresa, entre otros.

Coincidiendo con su estancia en este país de Oriente Medio, tendrá lugar un foro de negocios méxicano-libanés, organizado por ProMéxico, en el que empresarios y funcionarios analizarán las diversas oportunidades de comercio e inversión en los dos países.

En una rueda de prensa celebrada junto a su homólogo, Gebran Bassil, Meade reiteró que su visita persigue traducir la energía de la diáspora “en más comercio, inversiones y en un conjunto mayor de posibilidades para ambos”.

Por su parte, Bassil apuntó la necesidad de reforzar los vínculos entre ambos Estados y de proseguir los contactos bilaterales, ya que, según el jefe de la diplomacia libanesa: “Líbano debe servir de puerta a México para Oriente Medio y África, y México al Líbano para América Latina”.

El viaje de Meade se produce tres meses después de que Bassil visitara México para fortalecer el diálogo político y los lazos de amistad y cooperación entre ambos países.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply