Argentina espera gran mayoría apoye iniciativa sobre reestructuración deuda

Argentina espera gran mayoría apoye iniciativa sobre reestructuración deuda

Naciones Unidas, 8 sep (EFE).- El canciller argentino, Héctor Timerman, confió hoy en lograr en la Asamblea General de la ONU una "enorme mayoría de votos favorables" a la iniciativa impulsada por su país para regular las reestructuraciones de deuda soberana.

Timerman se expresó así durante una reunión con los embajadores del Grupo de los 77 más China antes de que el jueves la Asamblea General vote una resolución con nueve principios para las reestructuraciones acordados en un comité especial de Naciones Unidas.

“Por la importancia de estos nueve principios, por la necesidad de mejorar un sistema internacional que en el tema de las reestructuraciones de deudas soberanas presenta un enorme vacío, y por la unidad y fortaleza de este grupo, espero podamos contar con la presencia de cada uno de ustedes y un resultado con una enorme mayoría de votos favorables”, dijo el ministro argentino.

Según Timerman, ello contribuirá a “hacer posible un mundo más justo, igualitario y en paz”.

El jefe de la diplomacia argentina agradeció a los miembros del G-77 y China su respaldo a la iniciativa sobre las reestructuraciones de deuda soberana en la ONU.

Timerman aseguró que la resolución de la Asamblea General será “una herramienta de gran valor para permitir que las reestructuraciones de deudas soberanas se lleven a cabo con mayor equidad, eficiencia y transparencia”.

Además, subrayó que ayudará a “poner un límite a grupos minoritarios especuladores que sin escrúpulos ponen en riesgo el desarrollo” de los países.

“Esta iniciativa es justamente un claro ejemplo de una resolución pensada para todos aquellos países, en desarrollo y desarrollados, que han enfrentado, están enfrentando o enfrentarán una crisis de deuda, reafirmando el valor del multilateralismo y los principios democráticos para no ser arrastrados ni por la ley del más fuerte ni por la dictadura de los mercados”, señaló.

Según Timerman, el G-77 ha transmitido al resto de países de la ONU “un mensaje contundente” sobre la necesidad de discutir en la Asamblea General todos los asuntos vinculados con el desarrollo económico y social de los pueblos.

Países como Estados Unidos, Japón y parte de los miembros de la Unión Europea se opusieron desde el primer momento a la iniciativa argentina y muchos de ellos optaron por no participar en el comité “ad hoc” que redactó el texto que será votado por la Asamblea.

Hoy, Argentina difundió una carta abierta firmada por diecinueve economistas de diversos países que pidieron a los Estados europeos que el jueves voten a favor.

La carta, que lleva la firma, entre otros, del exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis, sostiene que la resolución que será sometida a votación este jueves “debe ser apoyada por todos los Estados europeos y debe ser puesta en el debate público”.

La iniciativa en la ONU se puso en marcha el pasado año a raíz del caso de Argentina, a quien un juez estadounidense ordenó pagar 1.300 millones de dólares, más intereses, a un pequeño grupo de fondos que no aceptaron la reestructuración de la deuda en mora desde 2001.

Esa sentencia favorable a los litigantes (que representan poco más del 1 % de los acreedores de la deuda externa) bloqueó los pagos depositados por Argentina para cumplir con el 92,4 % los bonistas que sí aceptaron las reestructuraciones planteadas en 2005 y 2010.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply