La ONU confía en que el presidente sursudanés apoye acuerdo de paz

La ONU confía en que el presidente sursudanés apoye acuerdo de paz

Naciones Unidas, 18 ago (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó hoy su confianza de que el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, respalde totalmente el acuerdo para intentar cerrar el conflicto armado en ese país alcanzado este lunes.

El acuerdo estaba siendo negociado desde enero de 2014 con la mediación de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, en inglés), que agrupa a varios países de África Oriental, incluido Sudán del Sur.

Aunque el documento fue suscrito en Adis Abeba por el partido gobernante de Sudán del Sur y el máximo representante de la facción rival, el exvicepresidente sursudanés Riek Machar, el presidente Kiir no mostró su conformidad total con el pacto.

Según dijo Ban en una declaración distribuida hoy por su oficina de prensa, Kiir colocó sus iniciales en una copia del documento «con algunas reservas».

«El secretario general expresa su fuerte esperanza de que el presidente Kiir firmará el pacto antes de que venza el plazo de quince días fijado» para suscribirlo, agrega la declaración.

Ban agradeció los esfuerzos «sin descanso» realizados por la IGAD para llegar a este acuerdo, que también fue suscrito por un representante de Naciones Unidas en calidad de testigo.

La ONU se comprometió a trabajar con la IGAD, la Unión Africana y otros socios internacionales para cerrar definitivamente este pacto y trabajar para que se cumplan todos los puntos.

Un portavoz del Gobierno de Sudán del Sur, Michael Makuei, afirmó hoy en Yuba que Kiir mostró su apoyo a los principios generales del acuerdo, aunque sólo será firmado por el presidente «si el pueblo acepta».

El portavoz agregó que su Gobierno no está totalmente de acuerdo con algunos de los artículos del documento, aunque no especificó cuáles.

El pacto fue suscrito por Machar y por el secretario general del gobernante Movimiento por la Liberación del Pueblo Sudanés (SPLM), Pagan Amum, en presencia de numerosos líderes regionales.

Busca poner fin una guerra civil de veinte meses que estalló dos años después de que ese país se escindiera de Sudán, en 2011. Ambos bandos aceptaron respetar un alto al fuego y permitir que la ayuda humanitaria llegue a las zonas más necesitadas.

El conflicto armado en Sudán del Sur se originó tras las acusaciones que Kiir (de etnia dinka) lanzó contra Machar (de la etnia rival nuer) por supuestamente haber orquestado un golpe de Estado contra él.

La guerra civil ha dejado miles de muertos y más de dos millones de desplazados.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply