Robert Menendez anuncia su rechazo al pacto nuclear con Irán

Robert Menendez anuncia su rechazo al pacto nuclear con Irán

Nueva York, 18 ago (EFEUSA).- El influyente senador demócrata Robert Menendez anunció hoy su rechazo al pacto nuclear alcanzado con Irán y reflejó su "serias dudas" sobre la naturaleza pacífica del programa atómico del Gobierno de Teherán.

Menendez, de origen cubano, anunció su posición en un discurso que ofreció en la Escuela de Diplomacia y de Relaciones Internacionales de la Universidad de Seton Hall, en el estado de Nueva Jersey, al que representa en el Congreso.

«Si Irán está por adquirir una bomba nuclear, no llevará mi nombre», afirmó el legislador, un prominente miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y uno de los legisladores con mayor peso en el Partido Demócrata en cuanto a política exterior.

Se espera que el Congreso de Estados Unidos se pronuncie sobre este acuerdo en septiembre. Amplios sectores del Partido Republicano se han opuesto al arreglo alcanzado con Irán, y se prevé que sus representantes también voten en contra.

El presidente, Barack Obama, aún puede utilizar sus prerrogativas ejecutivas para respaldar ese pacto en caso de que no sea aprobado por el Congreso.

Menendez anunció que si llega ese momento, también votará para intentar invalidar el veto presidencial, para lo que haría falta el voto de más de dos tercios de los legisladores del Congreso.

El acuerdo fue alcanzado el pasado 14 de julio en Viena después de varios años de negociaciones. Fue firmado por Irán y por el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania).

Busca garantizar que el Gobierno de Teherán no producirá armas nucleares y se mantendrá el carácter pacífico de su programa atómico. A cambio, se levantarán las sanciones financieras que afectan a Irán y que están ahogando su economía.

En su discurso, de cerca de una hora, desde un podio de una de las salas de la universidad, Menendez hizo un minucioso repaso al acuerdo alcanzado en Viena y explicó todas las dudas que surgen sobre lo acordado.

«Este es uno de los temas más importantes de seguridad nacional, de proliferación nuclear y de control de armamento en nuestra época», afirmó el senador demócrata.

Puso en duda que, teniendo en cuenta la importancia de las reservas de petróleo y gas que tiene Irán, esa nación necesite programas nucleares para la generación eléctrica.

Acusó reiteradamente a Irán de violar sus compromisos internacionales y dijo que el programa atómico iraní coloca a ese país «en el umbral de convertirse en un estado nuclear».

Menendez acusó a Irán de ser «el mayor estado promotor del terrorismo» y de «exportar su revolución» a países como Irán, Yemen y el Líbano, ello a pesar de las sanciones económicas que se mantienen desde hace años.

Aunque recordó que en el pasado ha respaldado el 98 por ciento de las propuestas presentadas por Obama, ahora Estados Unidos está embarcado en una política no para desmantelar la capacidad nuclear de Irán, sino para «manejarla y contenerla».

«Estoy profundamente preocupado por el hecho de que esto es un giro significante en nuestra política de no proliferación, y lo que ello significa en términos de una potencial escalada armamentista en una región de por sí peligrosa», insistió.

Y, en ese sentido, se refirió al «gran aliado» que es Israel, pero también a «otros socios» en el Golfo Pérsico, que también han expresado sus propios recelos sobre las verdaderas intenciones del Gobierno de Teherán.

Al rechazar algunos detalles técnicos del acuerdo firmado en Viena, Menendez dijo que el pacto «no exige a Irán que destruya o desmantele totalmente ninguna de sus centrifugadoras de enriquecimiento de uranio».

El senador acusó a Irán de acumular «una larga historia de promesas rotas, resistencia y violaciones» de las leyes internacionales, y dijo que todavía se puede alcanzar «un mejor acuerdo» mediante nuevas negociaciones.

«Aunque no lo admitan los partidarios del acuerdo, el pacto está basado en la esperanza» de que se cumplan los términos, algo que «desafortunadamente no es una estrategia de seguridad nacional», insistió.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply