Un periodista estadounidense es liberado por los rebeldes hutíes en el Yemen

Un periodista estadounidense es liberado por los rebeldes hutíes en el Yemen

Saná, 2 jun (EFE).- El movimiento rebelde de los hutíes ha liberado al periodista estadounidense Casey Coombs, retenido en el Yemen desde mediados de mayo, y que fue entregado a las autoridades omaníes que intervinieron en el caso.

Según informaron en las últimas horas fuentes de seguridad yemeníes a Efe y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, en inglés) en un comunicado, Coombs llegó en buen estado a Omán.

El secuestro del estadounidense, que trabajaba desde 2012 en Saná como informador independiente para medios como Time y The Intercept, no fue hecho público a petición de su familia, de acuerdo con el Departamento de Estado estadounidense.

Coombs dijo en un artículo el mes pasado que estaba intentando abandonar el país pero que tenía dificultades para encontrar una salida segura.

El coordinador del CPJ para Oriente Medio, Sherif Mansur, afirmó en la nota que “el calvario (de Coombs) es emblemático de los muchos peligros que afrontan hoy los periodistas en el Yemen”.

Mansur denunció la difícil situación de la mayoría de los reporteros yemeníes, atrapados entre las fuerzas hutíes y sus rivales y en “constante peligro de secuestro o agresión”.

Las fuentes se seguridad consultadas por Efe precisaron que, además de Coombs, los hutíes liberaron a un estudiante de Singapur, que no fue identificado.

Ambos fueron entregados a responsables de seguridad de Omán que se desplazaron a Saná para recogerlos en un avión, que también fue utilizado para trasladar a ciudadanos yemeníes a Mascate.

Según las mismas fuentes, los rebeldes chiíes todavía retienen a tres estadounidenses: dos que tienen doble nacionalidad, la estadounidense y la yemení; y uno de origen somalí, identificado como Sharif Mubli y acusado de estar vinculado con la red terrorista Al Qaeda.

Los periodistas han sido blanco de acoso y ataques en el Yemen desde que la milicia hutí se hizo con el control de amplias zonas del territorio a principios de año.

La semana pasada, los cadáveres de dos periodistas yemeníes que habían sido secuestrados por los hutíes fueron hallados entre los escombros de un edificio destruido por un bombardeo de la coalición, según el CPJ.

Otros tres empleados de medios de comunicación murieron en un ataque aéreo de la aviación de la coalición -liderada por Arabia Saudí- en abril pasado en Saná.

Esta alianza militar declaró el pasado 26 de marzo la guerra a los rebeldes chiíes del Yemen, que intentan arrebatar el poder al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, refugiado desde entonces en Riad.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply