Buscan destituir fiscal de Denver por eximir agentes que mataron sospechosos

Buscan destituir fiscal de Denver por eximir agentes que mataron sospechosos

Denver (CO), 11 jun (EFEUSA).- Organizaciones comunitarias y progresistas de Denver iniciaron una campaña de recolecta de firmas para someter a votación popular la destitución del fiscal local, Mitch Morrissey, por su constante negativa de presentar cargos criminales contra policías responsables de muertes de sospechosos.

“Durante sus once años como fiscal, (Morrissey) nunca se presentaron cargos contra oficiales involucrados en tiroteos o en casos de uso excesivo de fuerza. Su negativa les da a las fuerzas del orden luz verde para que sigan abusando”, dijo hoy Amy Kafuuma, portavoz de la campaña, en referencia a los últimos casos de reclusos y de personas desarmadas muertos por agentes.

El caso más reciente es el de la muerte de Jessica Hernández, de 17 años, abatida dentro de su carro por dos policías locales el pasado 26 de enero en un callejón al noreste del centro de la ciudad.

El viernes 5 de junio, Morrissey anunció que la acción de los oficiales Gabriel Jordan y Daniel Greene fue “justificable a la luz de la manera en la que ella (Hernández) condujo su carro cerca y en peligrosa proximidad de ellos (los policías), amenazando la vida del oficial Jordan”.

Tras esa decisión, dirigentes de la Coalición Progresista de Colorado, de la filial en Colorado de la Asociación Nacional para el Avance de Personas de Color (NAACP) y de otras organizaciones locales decidieron lanzar una campaña para destituir a Morrissey.

Para lograr esta votación tendrán que lograr cerca de 54.000 firmas de votantes registrados en Denver antes del próximo 4 de agosto para que el tema se incluya en las elecciones de noviembre próximo.

Morrissey terminará su tercer período como fiscal a principios de 2017 y, por las leyes vigentes, ya no puede ser reelecto. Su sucesor será elegido en los comicios generales de noviembre de 2016, pero, según Kafuuma, debería acelerarse su salida del cargo.

Para la portavoz de la campaña, “Denver tiene ahora la oportunidad de unirse al cambio cultural sobre brutalidad policial” que ya se ve en otras ciudades y estados.

Por su parte, el Foro Latino de Colorado (CLF, en inglés) advirtió de que la situación no necesariamente mejorará sólo porque Morrissey ya no sea el fiscal, ya que uno de los principales candidatos reemplazarlo, Kenneth Boyd, es el subfiscal de Denver y ya anunció que si resulta electo mantendrá a Morrissey como empleado de esa oficina.

“Se debe prestar particular atención a quién se elegirá como fiscal en 2016”, aseveró Mandy Nunez, representante de CLF.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply