EEUU acusa de «negligencia» a sus 10 marinos que fueron retenidos en Irán

EEUU acusa de «negligencia» a sus 10 marinos que fueron retenidos en Irán

Washington, 30 jun (EFEUSA).- Diez marinos de EEUU retenidos el pasado enero durante horas en Irán al adentrarse en aguas territoriales iraníes cometieron "negligencias", según un informe publicado hoy por la Armada.

Entre otras cosas, el informe señala que los marinos revelaron «demasiada» información a los iraníes, al compartir con ellos las contraseñas de sus teléfonos móviles y ordenadores portátiles, quizá lo más representativo de una misión en la que el liderazgo «falló a todos los niveles».

«Este incidente fue el resultado de fallos de liderazgo a todos los niveles desde el táctico hasta el operativo», apuntó el documento, según el cual los marinos estaban «poco preparados», sus barcos «carecían del mantenimiento apropiado», la comunicación «casi no existió» y la conducta de los efectivos tras ser capturados «no estuvo al nivel de los estándares militares».

La investigación halló que los nueve hombres y una mujer de la misión que viajaban a bordo de dos lanchas militares que se desplazaban entre Kuwait y Bahrein en el golfo Pérsico el pasado 12 de enero tomaron un «atajo» no autorizado a través de aguas territoriales iraníes «porque tenían prisa».

Además, los marinos «no estaban preparados» para ofrecer resistencia o evadir a los barcos iraníes que les rodearon, por lo que fueron detenidos y, tras una rápida actividad diplomática entre Washington y Teherán para asegurar su liberación, puestos en libertad al día siguiente.

«Nuestras acciones ese día de enero no estuvieron a la altura de las expectativas de nuestra Armada», indicó el jefe de operaciones navales del Pentágono, el almirante John Richardson, al presentar los resultados del informe.

De acuerdo con el informe, a los marinos se les avisó sólo 24 horas antes de que debían realizar el trayecto y tuvieron que permanecer toda la noche sin dormir para poder preparar las lanchas para el viaje, pero aún así partieron con retraso y decidieron tomar un atajo.

Ese atajo les llevó a entrar en aguas territoriales saudíes e iraníes y, cuando se encontraban a sólo 1,5 millas náuticas de la isla Farsi, donde la Armada iraní tiene una base, una de las dos naves se estropeó, tras lo cual los iraníes acudieron al lugar y abordaron las lanchas, forzando a los marinos estadounidenses a arrodillarse con las manos tras la cabeza.

Esas imágenes, que dieron la vuelta al mundo, fueron usadas como propaganda por el Gobierno de Irán, que apenas unos días después empezaría a implementar el acuerdo de desarme nuclear alcanzado con el Grupo 5+1 (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania).

Según el informe, los soldados iraníes interrogaron y «trataron de intimidar» a los estadounidenses golpeando una mesa y amenazándoles con llevarles a tierra y, aunque en ningún momento les agredieron físicamente, sí consiguieron información valiosa como las contraseñas de sus móviles y ordenadores.

Pese a ser muy crítico con la actitud de sus marinos, EEUU asegura en el documento que estos cometieron muchos errores, pero ninguna ilegalidad, a diferencia de Irán, que «violó leyes y prácticas marítimas básicas», al considerar que es habitual que los barcos entren en aguas territoriales y se les permita seguir navegando siempre y cuando no se detengan.

De los nueve marinos que estuvieron implicados en el incidente, tres ya han sido expulsados de la Armada, otros seis recibirán «acciones disciplinarias» y el Pentágono no dio detalles sobre el décimo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply