Juez rechaza mediar entre Florida y el Gobierno federal por fondos de salud

Juez rechaza mediar entre Florida y el Gobierno federal por fondos de salud

Miami, 10 jun (EFEUSA).- Una juez rechazó hoy mediar en la batalla legal que sostiene el Gobierno de Florida con el federal por la financiación de un programa de salud tal y como lo había solicitado el gobernador del estado, Rick Scott.

En su negativa, la juez federal Casey Rodgers argumentó que ya ha programado una audiencia para el próximo 19 de junio y que no hay forma de acelerar más el proceso, porque ambas partes necesitan prepararse adecuadamente.

“Exigir a las partes asistir a una mediación, que no garantiza resultados en el caso, sería excesivamente gravoso, caro y no es probable avanzar en el proceso más rápido que el procedimiento acelerado actualmente programado”, precisó la juez.

Scott había solicitado la mediación del tribunal para resolver el contencioso que mantiene con el Gobierno federal por la financiación del Programa Fondo para Bajos Ingresos (LIP) de Florida.

En abril pasado Scott interpuso una demanda contra el presidente Barack Obama por condicionar la entrega de fondos federales para LIP a la expansión del Medicaid en el estado.

“Es decepcionante que el gobierno de Obama mantiene retrasar su decisión sobre la financiación de LIP en Florida”, expresó hoy el gobernador tras conocer la decisión de la juez federal de distrito.

El LIP, que expira este mes, tiene un presupuesto actual de 2.000 millones de dólares para reembolsar a los hospitales y centros médicos por el tratamiento de personas sin seguro médico o de muy bajos ingresos.

El Gobierno federal ha señalado que los argumentos del Gobierno de Florida son “infundados” y que el estado recibirá unos 1.000 millones de dólares para LIP a partir del 1 de julio.

En opinión del gobernador, el gobierno federal carece de autoridad para forzar a los estados a ampliar el Medicaid.

La pelea por la expansión del Medicaid, que beneficiaría a unos 800.000 floridanos con seguro de salud, ha paralizado el presupuesto de Florida en la Legislatura, que debe resolver una discrepancia de unos 4.000 millones de dólares antes del 1 de julio, cuando expira el presupuesto estatal.

La Cámara baja y Scott criticaban que la entrega de fondos federales para LIP se condicionase a la expansión del Medicaid en este estado, contemplado bajo la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA), también conocida como Obamacare, una propuesta que sí tenía la venia del Senado de Florida.

Unos 200.000 hispanos no pueden adquirir seguro en Florida porque sus ingresos son demasiado bajos para calificar para créditos fiscales, dentro del mercado de salud federal de ACA, y muy altos para optar por el Medicaid.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply