Legisladores Carolina del Norte divididos por proyecto licencias indocumentados

Legisladores Carolina del Norte divididos por proyecto licencias indocumentados

Charlotte (NC), 13 jun (EFEUSA).- La discusión de un proyecto de ley en Carolina del Norte que otorgaría permisos restringidos de conducir a los indocumentados ha generado controversia y divisiones entre los legisladores de este estado y el propio gobernador.

La HB 328, que estipula emitir licencias e identificaciones estatales a los inmigrantes sin documentos luego de someterse a una revisión de sus antecedentes, ha sido impulsada por el representante Harry Warren.

Es la segunda vez que este legislador, un republicano moderado, impulsa los permisos para los indocumentados bajo la premisa de que la medida “no tiene nada que ver con la inmigración sino con la seguridad de los norcarolinos”.

El proyecto de ley incrementa las penalidades para los que producen identificaciones y licencias falsas, y establece que los documentos no son válidos para votar ni para registrarse en programas estatales. De hecho, el documento en si mismo sería diferente a las identificaciones convencionales.

El proyecto ha pasado dos discusiones controvertidas en comités de la Cámara Baja estatal, dominada por los republicanos. Los legisladores de este partido que se oponen a la iniciativa argumentan que otorgar licencias a los indocumentados sería “aceptar su presencia legal en el estado”.

A pesar de la oposición, la HB 328 sigue viva y se espera que la Cámara de Representantes retome el debate en las próximas semanas.

Según Warren, “cuenta con los suficientes votos para pasar a su discusión en el Senado”.

Para el líder comunitario John Herrera, algunos republicanos se están “jugando su pellejo político” con este proyecto de ley, y “sería la primera vez que meten la mano por los inmigrantes en el tema de las licencias”.

“Este asunto se está manejando estratégicamente, ya que es muy controversial. Hay una división clara entre los republicanos. Hay que navegar las aguas con mucha calma si queremos que vayan a nuestro favor”, enfatizó hoy Herrera a Efe.

Por su parte, el gobernador de este estado, el republicano Pat McCrory, ha hecho público su rechazo a la HB 328 porque “otorgaría el privilegio de manejar a personas sin estatus legal en el país”.

El pronunciamiento del gobernador va en contra del respaldo que su propio consejo asesor de asuntos hispanos dio a la medida esta semana.

No sería la primera vez que los legisladores republicanos de Carolina del Norte y McCrory mantienen diferentes puntos de vista, ya que los parlamentarios en varias ocasiones han tumbado los vetos que el gobernador ha impuesto a algunas leyes aprobadas en la Asamblea General.

El más reciente tiene que ver con la ley estatal que permite a los magistrados negar la unión matrimonial a las parejas del mismo sexo por razones religiosas.

Mientras tanto, los grupos proinmigrantes mantienen en las redes sociales sendas campañas de apoyo al proyecto de las licencias en todo el estado, y además han comenzado a identificar a posibles senadores que apoyarían la HB 3228 en la Cámara Alta.

“Hay que agradecer a los legisladores que nos han apoyado, seguir con la lucha con los senadores y continuar con las llamadas masivas a la línea en español de la oficina del gobernador, como ha sucedido hasta ahora”, invocó Iliana Santillán, una activista comunitaria de El Pueblo, con sede en Raleigh, capital del estado.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply