Loretta Sánchez pretende convertirse en primera senadora hispana del país

Loretta Sánchez pretende convertirse en primera senadora hispana del país

Los Ángeles, 21 ene (EFEUSA).- Hija de inmigrantes mexicanos, la congresista por California Loretta Sánchez ya hizo historia al ser una de las dos primeras hermanas elegidas para la Cámara baja, pero podría convertirse este año además en la primera senadora hispana del país.

La legisladora, una de las principales líderes políticas latinas de California, atribuye sus buenos resultados en el Congreso en parte a la formación que recibió en su hogar, al ejemplo que le dieron sus padres y al interés permanente por una mejor educación.

Sánchez nació en Lynwood, una pequeña ciudad de mayoría hispana al sur de Los Ángeles, no obstante, sus padres se mudaron a Anaheim, en el condado de Orange cuando ella todavía era muy pequeña.

«Mi padre se fue de Los Ángeles a Anaheim y yo tenía como nueve años y le pregunté por qué y él me dijo, ‘porque allí es donde están las mejores escuelas públicas», recordó la congresista en entrevista con Efe.

Aunque sus padres, originarios de Sonora, México, no pudieron tener una buena educación cuando eran niños por circunstancias personales, se han esforzado en impulsar la educación de sus siete hijos.

«En ese tiempo los padres tenían que firmar las clases que tomaban sus hijos y siempre mi padre me inscribía en matemáticas, ciencias, biología, química. Él fue el que me hizo tomar todas esas clases», recordó la representante del Distrito 46 que tiene una maestría en Finanzas y Administración de Empresas.

También, la participación de su madre en las escuelas le abrió el camino para iniciar su educación en el programa «Head Start», que ofrece educación temprana para niños de familias de bajos ingresos y ayuda a los padres a vincularse a la educación de sus hijos.

«Hemos visto los estudios. 85 por ciento de lo que una persona se configura es entre los cero y los seis años, es como el DNA de su personalidad», argumentó la defensora de este programa educativo.

«Si queremos aprovechar para enseñar y educar los valores de una persona, lo tenemos que iniciar en esos años», agregó.

De la misma forma, la congresista elegida -inicialmente sin el apoyo de su partido- para representar el entonces Distrito 47 en 1996, considera esencial apoyar la participación de los padres en la educación de sus hijos.

«Como dice mi madre, los padres son los primeros maestros de los estudiantes. Hay que ayudar a los padres para que sepan cómo entrar al sistema escolar para que sus hijos tengan las oportunidades», recalcó.

Sirviendo actualmente su décimo período como representante en la Cámara, Sánchez recordó cómo el compromiso de su madre por la educación las llevó a limpiar casas para ayudar a pagar la educación a su hermano.

«Mi hermano mayor -que ya murió- fue a USC (Universidad del Sur de California) y para evitar manejar tomó una residencia allá, pero para pagarla mi madre me dijo, ‘Vamos a limpiar casas los sábados y los domingos para pagar el dormitorio de tu hermano’, y eso hicimos».

La congresista, quien ya hizo historia con su hermana Linda Sánchez al ser las primeras dos hermanas y además latinas que sirven en la Cámara simultáneamente, quiere continuar abriendo camino y ser la primera senadora latina en la historia del Congreso de los Estados Unidos.

«Yo tengo la experiencia. Estoy calificada para el Senado, llevo 20 años haciendo esto y si no estoy preparada para este trabajo, entonces ¿cuándo lo voy a estar?», argumentó Sánchez quien aspira a obtener un puesto en el Senado tras el retiro este año de Bárbara Boxer.

La líder política hispana considera que la política de California se maneja desde San Francisco y sabe que la lucha contra su principal rival, la fiscal de California Kamala Harris, no será fácil.

«El Partido Demócrata está establecido en San Francisco. Ellos están allí, los jefes de los sindicatos están allí, los donantes están allí», aseguró.

No obstante, la representante demócrata ve en este momento una importante oportunidad para que llegue al Senado alguien que conoce las necesidades de la comunidad latina de California.

«Estamos trabajando cada día. Yo sé cómo hacer campaña, yo sé cómo recoger fondos, yo nunca tomé mi dinero de San Francisco, tengo mi propia red de gente», recalcó.

Además su experiencia en la Cámara en comités de trabajo tan importantes como el de Seguridad Nacional o el de Servicios Armados, le aporta el liderazgo y la visión para mejorar las relaciones con los países latinos.

Loretta Sánchez detalló que uno de cada cinco residentes del país tiene orígenes en México, Centro y Suramérica, por eso aseguró que aprovechará su experiencia para que desde el Senado fomentar relaciones de beneficio mutuo con estos países.

Es así como la niña tímida que sólo hablaba español cuando entró al «Head Start» quiere hoy usar su idioma paterno y su experiencia legislativa para fortalecer las relaciones con los países latinoamericanos.

«¿Qué va a ganar la comunidad latina? alguien que quiere, entiende y puede ayudar a esos países en su relación con los Estados Unidos», concluyó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply