Los republicanos abren fuego de nuevo contra la inmigración

Los republicanos abren fuego de nuevo contra la inmigración

Washington, 15 may (EFEUSA).- El ala más dura del Partido Republicano ha vuelto a abrir fuego contra el debate migratorio al oponerse a que los jóvenes indocumentados que llegaron siendo niños al país puedan servir en las Fuerzas Armadas si así lo desean.

La polémica se ha desatado de nuevo a consecuencia de la aprobación hoy de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, en inglés) en la Cámara de Representantes, texto que finalmente incluyó una enmienda para prohibir a esos jóvenes, conocidos como “soñadores”, a alistarse al Ejército.

El legislador demócrata por Arizona Rubén Gallego había presentado una propuesta de corto alcance para ampliar ese derecho a los jóvenes inmigrantes, sin embargo, los republicanos contraatacaron con otra enmienda para anular sus aspiraciones.

“Como miembros del Congreso es nuestro deber honrar las promesas que hicimos a nuestros hombres y mujeres en uniforme. Sé lo que pasa cuando Washington falla a nuestras tropas en el campo de batalla y a nuestros veteranos aquí en casa”, dijo Gallego tras conocer el resultado de la votación.

“Mi enmienda era una disposición de sentido común que pudo haber dado a nuestras tropas más seguridad financiera, un aumento de su salario en un 2,3 % y la garantía de que iban a recibir ingresos en el caso de un cierre del gobierno”, agregó el demócrata en relación al resto del contenido de su propuesta.

Muchos demócratas y activistas proinmigrantes han manifestado su malestar por esta nueva negativa de los conservadores a extender derechos a la ciudadanía que, pese a no estar legalizada, está plenamente integrada en la sociedad estadounidense.

Gallego insistió en que “una y otra vez, los republicanos muestran que sólo se preocupan de luchar por los ricos, las corporaciones y los intereses especiales, mientras hacen pagar un precio a las familias que luchan por salir adelante”.

“Es una verdadera lástima que los republicanos no se puede dejar de lado sus políticas partidistas por el bienestar de los hombres y mujeres que luchan a diario por nuestra seguridad y libertad. Que vergüenza”, concluyó.

Precisamente en esos términos se refirió la líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, mientras que el presidente del Caucus Demócrata, Xavier Becerra, recordó que esta situación deriva de la negativa de los conservadores a aprobar una reforma migratoria integral.

“Cada día que los republicanos ignoran el tema de la reforma migratoria es otro día que nuestra economía, nuestros negocios y nuestras familias salen perdiendo”, reiteró Becerra.

Los veteranos de guerra también mostraron su oposición.

“No se puede entender nuestra historia militar sin encontrar miles de inmigrantes que han servido con valor y lealtad para la defensa de nuestra nación y la garantía de nuestra seguridad”, dijo el veterano del ejército estadounidense David Lucier de Arizona.

“Con la votación de hoy, la Cámara dio la espalda a esa rica tradición. Somos más débiles a causa de ella”, aseveró.

El también excombatiente de Arizona Cory Harris subrayó que los soñadores llegaron a EE.UU. cuando eran niños, e insistió en que no conocen otro país que ese, por lo que consideró la decisión de la Cámara baja como “una oportunidad perdida”.

El ala ultraconservadora del Partido Republicano lleva casi dos años obstaculizando el proceso para una votación sobre una reforma migratoria integral en el Congreso, que llegó a estar cerca de su consecución cuando el Senado, entonces de mayoría demócrata, logró aprobar para ello una ley bipartidista.

Ante la ausencia de consenso, el presidente Barack Obama ha impulsado varias acciones ejecutivas, la primera de ellas precisamente para evitar la deportación de estos jóvenes a sus países de origen, asunto que los republicanos tampoco ven con buenos ojos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply