Sanders pide apoyo para su revolución política en el condado de El Bronx

Sanders pide apoyo para su revolución política en el condado de El Bronx

Nueva York, 31 mar (EFEUSA). - El demócrata Bernie Sanders imprimió hoy sabor latino a su campaña electoral, de cara a las primarias del 19 de abril, desde el condado neoyorquino de mayor población hispana, El Bronx, con el apoyo de la actriz Rosario Dawson y Residente, el exvocalista de Calle 13.

El llamado «condado de la salsa», por la población de puertorriqueños y también el de la «salsa-rengue» por la gran comunidad dominicana, recibió con gran entusiasmo al aspirante a la Casa Blanca en el conocido parque de St. Mary, en el vecindario de Mott Haven, uno de los más pobres de la nación.

Un público de todas las edades pero en su mayoría jóvenes, como ha ocurrido a lo largo de su campaña, esperó con gran alegría por el aspirante demócrata, algunos durante tres horas, tiempo en el que conversaban o bailaban al ritmo de la música que se escuchaba en el parque.

Los seguidores de Sanders, que hace campaña en la ciudad un día después de la también aspirante demócrata Hillary Clinton, llegaron de todas partes con carteles con mensajes de apoyo, unos con el de «The Bronx is Berning» en alusión a los las décadas de 1970 y 1980, cuando El Bronx sufrió una terrible decadencia de desempleo, pobreza, drogas, criminalidad y marginación social y muchos dueños de edificios de apartamentos los quemaron.

Este vecindario fue de los primeros afectados en El Bronx, el más pobre de los cinco condados de la ciudad, y aunque los edificios ya no arden, todavía afronta serios problemas y necesidades.

Algunos acompañados por sus hijos, mascotas, apoyados en bastones o sillón de ruedas, vestidos con camisetas con el nombre o el rostro del candidato, pero todos con el mismo entusiasmo.

Sanders, que está ronco por la intensa campaña, habló en un idioma que todos entienden por vivirlo día a día: el de la falta de oportunidades, la pobreza, el desempleo, alquileres altos, necesidad de vivienda accesible, cuidados médicos satisfactorios, buenas escuelas, universidad gratis e inmigración.

El también senador recordó al público que nació en Brooklyn, hijo de un emigrante que había llegado de Polonia a Nueva York a los 17 años «sin un centavo en el bolsillo», de haber vivido en una familia que no tenía dinero y conocer de primera mano el tema migratorio.

«Nada de eso se olvida», aseguró el demócrata, que fue interrumpido en varias ocasiones por los gritos de «¡Bernie, Bernie!».

«Esta campaña está creando una revolución política. Ustedes son el corazón de esa revolución. Lo que estamos diciendo alto y claro es que ‘ya es suficiente’. Necesitamos un gobierno que nos represente», afirmó ante la euforia de unas 15.000 personas que dijo había esta noche en el parque.

El ahora senador por Vermont, que busca derrotar a Clinton en su propio estado en las próximas primarias, prometió invertir en educación y viviendas en el sur de El Bronx y el resto del país el dinero que ahora se destina para la guerra, así como crear empleos, y «reparar un sistema de justicia roto» que lleva a más latinos y negros a la cárcel.

Causó además furor entre las mujeres al reiterar su derecho a decidir por su cuerpo, tema que ha vuelto a poner al aspirante republicano Donald Trump, en medio de críticas, por manifestarse en contra del aborto, así como apoyar que se le pague lo mismo que al hombre por su trabajo.

El demócrata volvió a criticar a su rival reiterando su relación con las grandes corporaciones de Wall Street.

Sanders pidió a los neoyorquinos que salgan a votar en las primarias. «Si ganamos Nueva York llevaremos esta lucha a Casa Blanca», afirmó el aspirante que fue precedido por la actriz y cantante neoyorquina Dawson, que dirigió sus críticas a Clinton, por el cineasta Spike Lee y el múltiple ganador del Grammy, René Pérez, conocido como «Residente».

El puertorriqueño dijo que respalda a Sanders, entre otras cosas, por su apoyo a la bancarrota que pide el Gobierno de Puerto Rico para afrontar la crisis económica que vive la isla.

Aseguró que se trata del candidato «más honesto. Todavía hay gente buena como él en este país. Alguien como Hillary no se merece mi voto».

«Sería un insulto considerarte latino y votar por Hillary», afirmó el controvertido artista, que hace poco más de un año se mudó a Nueva York.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply