Juez federal urge a Puerto Rico a pagar una deuda sanitaria de 5,7 millones

Juez federal urge a Puerto Rico a pagar una deuda sanitaria de 5,7 millones

San Juan, 8 jul (EFEUSA).- Un juez federal envió hoy a varios alguaciles al Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de Puerto Rico para reclamar el pago una deuda de 5,7 millones de dólares que el Departamento de Salud de la isla tiene pendiente con cerca de una veintena de centros sanitarios.

Esta decisión del juez Gustavo Gelpí tiene lugar después de que el martes el Tribunal del Primer Circuito de Apelaciones de Boston validara su orden de embargar las cuentas de Salud por presentar un cheque sin fondos por 3,6 millones de dólares, casi seis millones menos de lo que supuestamente adeudaba.

La orden de embargo se emitió el 19 de junio para sufragar el pago de deuda a los llamados Centros 330, un tipo de centros sanitarios que no reciben asignaciones presupuestarias estatales, sino que obtienen sus fondos de la Sección 330 de la Ley de Salud Pública Federal.

Como proveedores de salud, también facturan sus servicios a los planes médicos, incluido el del Gobierno de Puerto Rico.

El Gobierno local emitió en su día un pago de 3,67 millones de dólares para sufragar la deuda del primer trimestre de 2015 pendiente con esos centros, pero explicó que no había fondos para cobrarlos.

Según del Departamento de Salud, esa cantidad solo se podía cobrar a partir del 1 de julio, cuando comenzó el nuevo ejercicio fiscal.

El Gobierno local discrepa además sobre la cantidad de la deuda y asegura que solo debe 3,67 millones, mientras que el juez acusa al Departamento de Salud de haber cometido una “irresponsabilidad gigantesca y una mala práctica” al no presupuestar estos gastos.

Puerto Rico, afectado por una asfixia financiera y una deuda que supera los 72.000 millones de dólares, es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía, aunque debe someterse a las leyes de ámbito federal.

Poco después de conocerse la decisión sobre el embargo, la secretaria de Salud puertorriqueña, Ana Ríus, anunció que recurriría al Tribunal de Apelaciones de Boston.

Tras la decisión de esa instancia, Gelpí ordenó que alguaciles federales fueran hoy al BGF a recoger un cheque por 5.712.944,82 dólares, unos fondos que, según la gerente de esa entidad, María Ocasio, ya están disponibles y reservados para emitir el pago.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply