Moody’s degrada otra vez más la calificación de la deuda de Puerto Rico

Moody’s degrada otra vez más la calificación de la deuda de Puerto Rico

San Juan, 21 may (EFEUSA).- Moody's degradó hoy de nuevo la calificación que confiere a las obligaciones generales de Puerto Rico, que desde febrero de 2014 están en terreno de "chatarra", así como a la deuda del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), el brazo financiero del Gobierno de Puerto Rico, y de otras entidades.

La agencia estadounidense anunció que los bonos del BGF pasan de nivel Caa1 a Ca, mientras que los de las Obligaciones Generales de Puerto Rico pasa de Caa1 a Caa2, lo que afecta en total a más de 54.000 millones de dólares de deuda.

La categoría Caa2 es el escalón número 8 de los 11 en que esta agencia de calificación divide el grado especulativo, el reservado a la inversión consideradas de riesgo (lo que se conoce como bonos “basura” o “chatarra”).

La nueva calificación que da Moody’s a la deuda del BGF, de Ca, sitúa sus bonos en el nivel “extremadamente especulativo” y a solo un escalón del C, el impago.

En un comunicado, Moody’s señala que la perspectiva de todos los bonos afectados por esta nueva degradación y para Puerto Rico en su conjunto es negativa, debido a la falta de liquidez del Gobierno y el continuo deterioro de la situación económica, lo que aumenta las posibilidades un posible impago.

La deuda de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), cuya emisión descansa en la recaudación del Impuesto de Ventas y Uso (IVU), baja de nivel B3 a Caa2 y para sus obligaciones subordinadas de Caa1 a Caa3, lo que afecta a bonos emitidos por valor de 15.000 millones de dólares.

Moody’s advierte que el BGF puede quedarse sin liquidez a finales del próximo mes de agosto ante su imposibilidad de financiarse en el mercado de deuda.

El BGF se enfrenta, según la agencia, a un aumento del 53 % de su deuda en el año fiscal que comienza el próximo 1 de julio, situación que se verá agravada por el retiro de depósitos por parte de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica y la Administración de Vivienda Puerto Rico en las próximas semanas, lo que erosionará todavía más la situación del brazo financiero del Estado Libre Asociado.

“Creemos que Puerto Rico no va a ser capaz de completar su financiación pendiente -que incluía reponer fondos en efectivo en el BGF- antes del final del año fiscal”, señala el informe de la agencia.

Moody’s cree que tarde o temprano el Gobierno de la isla se verá obligado a adoptar medidas drásticas, que pudieran incluir aplazar el pago de la deuda.

El anuncio de hoy de Moody’s llega en plena negociación del presupuesto del próximo año fiscal que comienza el 1 de julio.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply