Agricultores recurren a agua de pozos para salvar cosechas por sequía

Agricultores recurren a agua de pozos para salvar cosechas por sequía

Los Ángeles, 21 may (EFEUSA).- La dura sequía que desde hace cuatro años agosta California ha obligado a los agricultores a construir más pozos y todavía más profundos, aunque muchos de ellos han reflejado también la escasez de agua en los acuíferos subterráneos.

Con “estos dos pozos, a pesar de que uno está a 900 pies de profundidad y el otro está a 600 pies, no producimos el agua suficiente para mantener la viña en su mejor cuidado”, dijo a Efe Roberto Reyes, propietario del viñedo “Reyes Winery” en Agua Dulce, California.

“El año pasado hemos tenido que traer aproximadamente unos 100 camiones de agua para complementar lo que nos hacía falta, es un proceso caro, especialmente para un negocio pequeño”, reveló el agricultor de uvas para vinos.

Reyes calcula que el próximo verano tendrá que comprar más agua “para no dejar morir” a sus 15 acres de parras de uva, porque en esa zona no hay servicio de agua estatal.

“Hace varios años mis pozos producían 15.000 galones de agua diarios, pero hoy sólo producen como 5.000”, reveló.

“Prefiero gastar 7.000 dólares en agua traída en camión, porque hacer más hondos los pozos sería una inversión de 150.000 dólares o más y hacer nuevos pozos es más caro”, aseguró Reyes.

La producción agrícola consume el 80 por ciento del agua en California y Reyes indicó que hace 4 años de un acre de viñedo cosechaba 3 toneladas de uva, pero con poca agua de riego sólo obtiene la mitad.

Reyes explicó que tiene 5 empleados, 3 de ellos latinos, a quienes no retiró de sus trabajos; no obstante, agregó que los 12 embotelladores temporales del vino, que son latinos, y que contrataba por 10 días 2 veces al año hoy trabajan la mitad.

Maggie Macías, portavoz del Departamento de Recursos del Agua de California (DWR), dijo a Efe que “en promedio los embalses están a un 47.3 por ciento de su capacidad y el acueducto estatal (para agricultura) hoy provee sólo 20 por ciento de agua”.

Otra fuente es el acueducto federal administrado por la Oficina de Reclamaciones (USBR) y el Proyecto del Valle Central hoy canaliza “cero agua para todo mundo”, según dijo a Efe Janet Sierzputowski, vocera de USBR.

“Con excepción de personas con derecho al agua por veteranía como nativos de California que reciben 75 por ciento de lo acordado”, explicó.

Razón por la que son más los agricultores que buscan a las empresas que construyen pozos.

“Si nosotros hacemos un pozo y ese pozo alimenta un campo va a haber trabajo para más gente, no sólo para nosotros”, dijo a Efe Porfirio Fuentes, supervisor de la compañía “Rottman Drilling”.

“¡Si hay agua hay trabajo! ¿y si no hay agua que van a hacer los latinos, que son los que trabajan en el campo?”, indicó el trabajador quien hoy perfora un pozo para irrigar aguacates en la finca “Gallispy” en Somis, California.

Matt Rottman, presidente de “Rottman Drilling”, dijo a Efe que perforar un pozo vale entre 250.000 dólares a 1 millón y en un año normal creaba diez; pero debido a la sequía el trabajo se duplicó.

“En algunas áreas en que estamos perforando, normalmente no taladraríamos, punto, si tuvieran su asignación de aguas de superficie”, aseguró Rottman quien contó que hace 4 años la lista de espera era de 3 meses y hoy en todas las compañías de pozos es de 2 años.

Rottman tiene una plantilla de 22 empleados, 6 de ellos latinos, y recién contrató a 3 trabajadores más.

Lauren Bisnett, especialista en información del DWR, dijo a Efe que “en época de sequía un 45 y 60 por ciento del agua que consume California es de pozos”.

Debido al sobreuso del acuífero bajo, “en California hoy son más de 1.900 los pozos secos de los cuales 1.074 están en Tulare que afectan más de 4.000 residentes”, reveló Bisnett.

En la zona del delta de los ríos Sacramento y San Joaquín, Miryam Mora-Barajas, vocera de la Junta de Control para los Recursos del Agua (WRCB), dijo a Efe que alrededor de 4.000 propietarios de terrenos “con derechos de antigüedad para extraer agua por canales desde antes de 1914 proponen reducir el 25 por ciento del consumo ante el temor de que se les prohíba el acceso total como ocurrió en la sequía de 1970”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply