Detectan discrepancia entre percepción y realidad de desamparados en Denver

Detectan discrepancia entre percepción y realidad de desamparados en Denver

Denver (CO), 20 may (EFEUSA).- La percepción que los residentes del área metropolitana de Denver sobre las causas y soluciones del desamparo no reflejan la realidad de esa situación, a pesar de que un alto porcentaje de esos residentes conoce personalmente a un desamparado o experimentó ese problema, indican los resultados de una nueva encuesta comunitaria.

El sondeo, realizado por la Fundación Denver, la mayor entidad caritativa de la capital de Colorado, como parte de su campaña de fortalecimiento comunitario, encontró que sólo el 9 por ciento de los encuestados considera que el desamparo es un problema prioritario a resolver.

De hecho, la falta de vivienda propia no figura entre los diez primeros problemas sociales de la lista.

La consulta también encontró que aunque los encuestados reconocen que existe una conexión entre los problemas mencionados y el desamparo, no siempre entienden que se trata de una conexión causal, es decir, que los altos costos médicos o la falta de viviendas económicas (el precio promedio de las casas en Denver es de 354.000 dólares) pueden llevar al desamparo.

De manera interesante, un 60 por ciento de los residentes en Denver consideró que el desamparo es “algo muy serio”, una opinión compartida por menos del 30 por ciento de los residentes en los seis condados que rodean a Denver.

El informe también presentó una conclusión inesperada: aunque se les informe a los encuestados sobre la realidad del desamparo como cantidad de personas, cantidad de mujeres y niños o causas principales, aun así esa información no cambia la opinión de los encuestados.

En Denver y zonas aledañas, según Denver Homeless Out Loud, residen unas 11.000 personas sin techo, de los cuales más de la mitad (53 por ciento) son familias con hijos y la mayoría tienen empleo. Además, menos del 20 por ciento de los desamparados son adictos o padecen de problemas de salud mental.

La encuesta encontró que se cree que la mayoría de los desamparados son hombres, posiblemente veteranos, y que entre los desamparados existe un número alto de afroamericanos, nativos o latinos. Las estadísticas oficiales, sin embargo, con concuerdan con esa creencia.

“Las percepciones del público sobre los desamparados no necesariamente se alinean con la realidad”, dice el reporte.

Por ejemplo, a pesar de que se sostiene que la mayoría de los desamparados son hombres, eso solamente sucede en Denver y Boulder, mientras que en los otros cinco condados de la región la mayoría de las personas sin techo son mujeres.

Ante esas discrepancias, la Fundación Denver iniciará en los próximos meses una campaña “para mejorar el entendimiento de las condiciones sociales que llevan al desamparo y de las acciones a tomar para cambiar esa situación”, comentó Rebecca Arno, vicepresidente de comunicaciones de esa fundación.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply