Investigación por fuga de reos en Nueva York apunta a una guarda de prisiones

Investigación por fuga de reos en Nueva York apunta a una guarda de prisiones

Nueva York, 8 jun (EFEUSA).- Las autoridades de Nueva York seguían hoy buscando a dos peligrosos reclusos fugados de una cárcel del norte del estado este fin de semana y la investigación apunta ahora a una funcionaria de prisiones que podría haberles ayudado.

“Definitivamente tuvieron ayuda. No creo que pudieran haber adquirido las herramientas para hacer esto sin ayuda”, dijo hoy el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en el programa de televisión “Today” de la cadena NBC.

Los dos reclusos, identificados como David Sweat y Richard Matt, se escaparon el pasado sábado perforando paredes de su celdas, por medio de un túnel y conductos internos hasta una alcantarilla situada a las afueras del recinto carcelario.

Mientras continúa la búsqueda, la policía ha interrogado ya a una funcionaria de prisiones en relación a la fuga quien, según fuentes de la investigación citadas por la cadena de televisión ABC, ya ha sido apartada de sus funciones.

El gobernador Cuomo, que anunció el domingo una recompensa de 100.000 dólares por información que permita la captura de los dos reclusos, dijo hoy que le “escandalizaría” que hubiese algún empleado de prisiones involucrado.

Sweat, que cumplía cadena perpetua por al asesinato de un sheriff en 2002, y Matt, condenado a 25 años por matar a un empresario en 2007, fueron dados por desaparecidos cuando se hizo la revisión de presos del penal, a 20 millas de la frontera con Canadá.

Conocida como “Pequeña Siberia” entre los habitantes de la zona, el centro correccional de Clinton, en la localidad de Dannemora, cuenta con una población carcelaria de 3.000 reclusos y tiene una plantilla de 1.400 empleados.

Este episodio supone la primera fuga que se conoce en la penitenciaría desde su construcción en 1865.

En las tareas de búsqueda de los dos reclusos fugados participan unos 250 efectivos, apoyados por unidades aéreas, y las operaciones están siendo coordinadas entre efectivos locales, del estado y federales.

El periódico New York Post publica hoy que el centro carcelario estaba en obras en el momento de la fuga y los investigadores están tratando de determinar si alguno de los operarios pudo tener alguna conexión con los presos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply