Oposición en Illinois e Indiana a nuevo centro de detención de indocumentados

Oposición en Illinois e Indiana a nuevo centro de detención de indocumentados

Chicago (IL), 9 nov (EFEUSA).- Grupos proinmigrantes de Illinois e Indiana se movilizan contra los planes de construir un centro de detención de indocumentados en la ciudad de Gary (Indiana), en un nuevo proyecto privado que ya fracasó tres veces en el área debido a la fuerte oposición comunitaria.

«Nadie debería lucrar con la separación de familias y la creación de miseria», declaró hoy a Efe Fred Tsao, de la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR).

Esta organización, que luchó con éxito contra dos proyectos similares en Illinois, apoya a los activistas de Indiana que se oponen al centro en la frontera de ambos estados.

Se anticipa para este martes una gran movilización de activistas y vecinos de Gary durante la reunión de la comisión municipal que tratará una propuesta de la empresa GEO Group para instalar una de sus prisiones cerca del aeropuerto internacional Gary.

Tsao informó que GEO Group, afincado en Boca Ratón (Florida), necesita que se modifique la zonificación del área, actualmente destinada a fábricas, pero prácticamente subutilizada.

Luego, la propuesta debe ser avalada por el Concejo Municipal de la ciudad, donde las opiniones estarían divididas, según el periódico The Times de la ciudad de Munster.

En cambio, la alcaldesa de Gary, Karen Freeman-Wilson, apoya el proyecto, que invertiría 65 millones de dólares, crearía 200 puestos de trabajo y dejaría 1 millón de dólares anuales a las arcas municipales en impuestos.

GEO Group, que ha sido criticada por un supuesto maltrato a inmigrantes indocumentados en instalaciones similares del resto del país, propuso construir una instalación con 800 camas, espacios internos y externos de recreación, una biblioteca jurídica, cafetería y espacio para visitantes y servicios religiosos.

Asimismo, cuatro salas donde funcionarían las cortes de Inmigración y oficinas administrativas para 18 personas encargadas de los trámites de deportación y 16 asesores legales.

La empresa, que opera instalaciones correccionales en Estados Unidos y el exterior, afirma en su propuesta que está «comprometida con los derechos humanos» de las personas que aloja en las 78.000 camas que tiene a su cargo en 97 centros.

Antes de Gary, GEO trató de construir sin éxito otro centro en el noroeste de Indiana, y el sitio escogido fue la pequeña ciudad de Hobart, ubicada en un radio de 50 kilómetros de Chicago, que rechazó el proyecto después de una dura resistencia de sus habitantes.

Tsao señaló que empresas como GEO «han dejado un largo rastro de promesas rotas, detenidos abusados, trabajadores mal preparados y grandes costos a nuestras comunidades».

Los activistas quieren que el Concejo Municipal de Gary actúe de la misma forma que sus similares de Hobart, Crete y Joliet (Illinois), donde fueron rechazados proyectos similares.

«La gente de Gary está decidida a dar batalla y la vamos a apoyar en su esfuerzo», aseguró.

Según un comunicado de la Unión Americana de Libertades Civiles, GEO y otras empresas como la corporación Corrections Corporacion of America (CCA) «han estado vinculadas a numerosos casos de violencia y malas condiciones de alojamiento» en sus centros de detención.

La vocero de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Chicago, Gail Montenegro, declaró hoy a Efe que la agencia no posee un centro de detención en el área y renta espacio en las cárceles de los condados vecinos.

«ICE ha realizado importantes modificaciones y mejoras en la supervisión de las instalaciones, y permanece comprometida con el trato humanitario de los detenidos», señaló.

Según informó, los detenidos con orden de deportación son transportados por las mañanas a un establecimiento de ICE en Broadview, cerca de Chicago, desde donde se los lleva a los aeropuertos internacionales O’Hare o Gary.

ICE opera un vuelo chárter semanal desde Gary que transporta unos 50 inmigrantes mexicanos a la frontera sur, mientras que los otros deportados salen en vuelos comerciales desde O’Hare.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply