«La Querida del Centauro», una serie de acción «atípica» y alejada de clichés

«La Querida del Centauro», una serie de acción «atípica» y alejada de clichés

Nueva York, 9 ene (EFEUSA).- "La Querida del Centauro", la nueva producción de la cadena Telemundo que se estrena este martes, se postula como un drama "rompedor", "atípico" y apartado de los clichés de la telenovela hispana, según explicaron hoy sus actores.

En una entrevista con Efe, la actriz polaco-mexicana Ludwika Paleta y el actor argentino Michel Brown anunciaron que la serie parte de un guión «inteligente», con historias «actuales» y un lenguaje «moderno y contemporáneo» que la apartan de la clásica serie de acción basada en explosiones y tiroteos.

El drama cuenta la historia de Yolanda Acosta (interpretada por Ludwika Paleta), una reclusa que se convierte en la amante del capo del narcotráfico en México, «El Centauro» (al que da vida el actor Humberto Zurita), y del detective Gerardo Duarte (Michel Brown).

La relación con el narcotraficante dará poder en prisión a Yolanda, pero todo empezará a torcerse cuando esta consiga su libertad y Benedictino García, alias «El Centauro», escape y cambien las reglas del juego.

«Cuando leí la historia y vi que tenía que ver con un capo del narcotráfico encarcelado pensé… ¡Otra vez!», dijo Paleta con sorna, aunque admitió que al empezar a leer la historia advirtió que los personajes tenían un punto «veraz» que les hacía «más reales y cercanos a la vida de cualquier persona».

Su personaje, Yolanda Acosta, es el de una madre que vive por su hija y a la que una serie de malas decisiones llevan a la cárcel. Paleta explicó que este es uno de los pilares principales de la telenovela: «No hay tantos estereotipos, como el malo ‘malo’ o la buena ‘buena’. Los personajes tienen matices».

Michel Brown, que interpreta al policía que intentará capturar al Centauro, acompañó este argumento al describir la serie como «más digerible» al estar escrita «de una forma distinta» y una puesta en escena «que crea un clima único para acompañar al espectador durante toda la temporada».

El exprotagonista de «Pasión de Gavilanes» recordó que todo protagonista de una ficción tiene «un propósito» pero que no hay que olvidar «las cosas que les ocurren en su vida», como el desayuno por la mañana o la relación familiar.

«Eso hace que la historia sea más ligera. Si no, la cosa se pone reiterativa y repetitiva», destacó.

Por otro lado, Paleta, que ya participó en cantidad de conocidas telenovelas hispanas, explicó que con «La Querida del Centauro» pudo ser, por primera vez, «más libre» para utilizar un lenguaje más coloquial.

«Estamos hablando de historias dentro de una cárcel, allí nadie va a decir ‘¡Diantres!’ o ‘Está lleno de malhechores'», dijo con sorna, por lo que defendió este lenguaje libre para que la gente «se identifique más con la forma de afrontar las situaciones de los protagonistas».

La telenovela, dirigida por Mauricio Cruz y Javier Solar, pretende ser la cara renovada de la cadena de televisión puertorriqueña para este 2016.

«Todos los productos audiovisuales son distintos», admitió Michel Brown, pero señaló a la nueva producción de tener un «gran elenco», con actores «bien defendidos e interpretados», por lo que esperan tener una gran aceptación de la audiencia.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply