Músico Ed Calle asegura que ganar Grammy es motivo de «orgullo» para hispanos

Músico Ed Calle asegura que ganar Grammy es motivo de «orgullo» para hispanos

Miami, 1 dic (EFEUSA).- El músico venezolano de jazz Ed Calle asegura que haber ganado el Grammy Latino 2015 al mejor álbum instrumental por su disco "Mamblue" es un motivo de "orgullo" para los humildes inmigrantes latinos que llegaron a Estados Unidos sin hablar inglés.

El saxofonista venezolano-estadounidense afincado en Miami ha estado nominado como solista en tres ocasiones por sus discos «Ed Calle Plays Santana» en el 2005, «In the Zone» en el 2007 y «Palo! Live» en el 2014.

«Estoy muy contento por los más de cien músicos que participan en el disco. Sus nombres aparecen en la carátula. Todos son amigos y gente que admiro, son mis héroes en muchos sentidos. Están presentes Arturo Sandoval, Fernando Brito, Figueroa, Cheíto Quiñones, Roberto Perera, Carlos Oliva. Todos tienen grandes trayectorias como solistas», indicó Calle en entrevista con Efe.

«He tenido la gran suerte de trabajar con los mejores artistas. He sido un músico privilegiado. Aprendí de ellos el arte de la comunicación a través de las canciones», agregó.

No obstante, el saxofonista, que ha aparecido en más de 1.200 álbumes y 9.000 singles y ha grabado discos con artistas como Frank Sinatra, Celia Cruz, Cristina Aguilera, Michael Bolton, Elton John, los Bee Gees, Julio Iglesias y Shakira, entre otros, manifestó que su primera gran influencia fueron sus padres, una pareja de españoles que emigraron a Venezuela tras la guerra civil.

«Mi padre estudió piano clásico, era un gran pianista, pero en la guerra civil tuvo que enrolarse en el Ejército y dejó sus estudios. Él tocaba mucho en casa, sobre todo el acordeón. Y mi madre siempre estaba cantando. En la tele solíamos ver actuar a Julio (Iglesias) y a Raphael. Un día mi padre me preguntó si quería tocar algún instrumento. Yo le dije que no sabía y él me recomendó el saxofón. En realidad, la idea de que yo fuera músico fue suya», reconoció el artista.

Por desgracia su padre murió cuando él tenía dieciséis años porque según comentó Calle, «trabajaba demasiado. Tenía dos empleos, como tantos otros inmigrantes».

«No tuvo muchas ocasiones de escucharme tocar en su vida. La primera vez que lo hizo fue como solista en una banda que dirigía Chuck Foster, que fue otro padre para mí. El director me pidió que interpretara un solo con la banda y toqué «Misty». Fue la única vez que (mi padre) me oyó en solitario», relató a Efe.

La «amistad» de Ed Calle con el saxofón «fue muy fuerte desde el primer día», según indicó el artista que también es doctor en Matemáticas.

«Yo siempre he sido una persona algo triste. De niño era gordito y llegué a Miami sin saber hablar inglés. El choque fue muy grande. Al tener buen oído aprendí el inglés muy fácil y era un buen estudiante, sobre todo con las matemáticas. Así que conseguí el respeto de los otros. Y el saxofón me dio la oportunidad de comunicarme con la gente al por mayor», aseguró.

«Le prometí a mi padre antes de que muriera que iba a terminar los estudios al mayor nivel posible. Como hispano creo que es importante que los niños jóvenes tengan gente que puedan admirar por ser gente educada, con una carrera. La gente nos respeta mucho más cuando somos gente formada», aseguró.

Calle, quien fue director del Departamento de Arte y Filosofía del Campus Norte del Miami Dade College, tuvo que compatibilizar sus estudios con las largas horas que pasaba tocando el saxofón, grabando y asistiendo a conciertos.

«Tengo una cicatriz en el interior del labio de tanto tocar. Hubo una época en la que practicaba entre 10 y 15 horas al día sin exagerar. En la escuela hay una leyenda sobre mí que dice que lo primero y lo último que se escuchaba en el colegio al final del día era mi saxofón», detalló.

«Hacía el esfuerzo de no dormir, de estar en un club dando un concierto hasta las 2 de la mañana y luego madrugar para ir a la escuela. Al final acababa durmiéndome en clase o en propio concierto. Recuerdo que en una actuación en Kendall, en Miami, un amigo me tenía que dar codazos cuando llegaba mi turno porque me dormía. Pero haría mil veces estos sacrificios», aseguró.

El artista confesó que su madre, «como buena española e hija de judíos», tenía la filosofía de que los estudios eran lo más importante. La música para ella era secundaria.

«Recuerdo que un día, Julio Iglesias llamó a casa. Yo estaba estudiando matemáticas en mi cuarto y mi madre cogió el teléfono. Cuando oyó su voz, que para ella era inconfundible, se quedó blanca. Hablaron un rato y, desde ese día, nunca más me volvió a decir nada. Pensó que si su hijo estaba tocando con Julio Iglesias no lo estaría haciendo mal», reflexionó.

Su madre falleció el año pasado y por lo tanto no va a poder verlo con el Grammy, no obstante Calle recordó que se puso muy contenta cuando obtuvo su doctorado y cuando le nominaron al primer Grammy Latino.

«Incluso hacía gimnasia con sus amigas con música del grupo Palo. Estaba muy orgullosa aunque no me dijera nada», aseguró.

Ed Calle reconoció que hubo algún momento en el que se alejó de la música porque dedicaba casi todo su tiempo a estudiar para poder sacar su carrera de matemáticas, no obstante recordó el momento en el que se replanteó su camino.

«Iba caminando al gimnasio con los cascos puestos escuchando al Gato Barbieri y me puse a llorar. Me di cuenta de que me estaba separando de lo que realmente me importaba», relató.

Otro momento que no olvida fue cuando Chick Corea le llamó a su estudio de grabación porque había escuchado rumores de que no quería seguir con la música.

«Me dijo unas palabras que me emocionaron: «Haznos a todos un favor y toca el saxofón, no hay nadie que toque como tú».

«Siendo músico uno se acostumbra a hacer muchas cosas para sobrevivir. He tendido que realizar muchos esfuerzos para vivir. Lo bueno es que el músico de estudio tiene la suerte de hacer trabajos que le permiten tener un sueldo», indicó.

De los artistas con los que ha trabajado, Ed Calle recuerda con especial cariño a Frank Sinatra.

«Tuve la suerte de tocar en vivo muchas veces con él y de grabar un disco. Recuerdo el día en el que me llamó Phil Ramone y me pidió que fuera esa misma tarde al estudio para grabar algo para Frank. Yo le respondí «¿Para qué Frank?» Y el repitió, «Para Frank». Me quedé de piedra. Hice un disco con Sinatra y con Jobim. No hay nadie más grande que ellos», declaró a Efe.

El ganador de un Grammy Latino recordó también cuando tocó con Sinatra en vivo.

«Él siempre lleva a cinco saxofones y cada uno debe tocar varios instrumentos: flauta, flauta en Sol, saxofón, clarinete y clarinete bajo. No deja mucho tiempo de ensayo. Llegamos dos horas antes del concierto, pasamos dos temas y el resto los improvisamos leyendo a vista primera durante el concierto», contó.

Respecto a la situación que vive Venezuela, Ed Calle comentó a Efe que «su esperanza es que el 6 de diciembre el pueblo elija bien y se vuelva a vivir como antes».

«Cuando yo era niño no se cerraba la puerta de casa y todo el mundo tenía comida en su casa. Venezuela es un país muy rico y lo que está ocurriendo no es digno de una tierra tan prometedora. Los políticos deben estar para servir al pueblo no a sus propios intereses», indicó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply