EEUU niega que Turquía compre crudo a EI y carga contra Rusia por apoyar Asad

EEUU niega que Turquía compre crudo a EI y carga contra Rusia por apoyar Asad

Washington, 2 dic (EFEUSA).- El Departamento de Estado negó hoy que Turquía esté comprando crudo al Estado Islámico (EI o Daesh), como afirma Rusia, y cargó contra Moscú por apoyar al régimen del sirio Bashar Al Asad, quien "en algún momento era el que compraba petróleo al Estado Islámico".

En su rueda de prensa diaria, el portavoz del Departamento de Estado Mark Toner respondió a los gráficos e imágenes de satélite difundidos por el Ministerio de Defensa de Rusia y que supuestamente documentan el tránsito de camiones de crudo por la frontera sirio-turca.

«No estoy diciendo que el tráfico de petróleo del Estado Islámico no sea un problema. Lo que trato de decir es que no hay complicidad del Gobierno de Turquía para comprar petróleo al EI. No creemos que sea cierto, de ninguna manera», dijo Toner en respuesta a las preguntas de la prensa.

El portavoz del Departamento de Estado afirmó que la frontera sirio-turca «es difícil», ha habido contrabando de petróleo durante décadas y, ahora, el EI está extrayendo el petróleo para venderlo a camioneros y traficantes que nada tienen que ver con el grupo yihadista y que se encargan de distribuirlo en la zona.

«No es el Estado Islámico ‘per se’ el que está pasando el petróleo por la frontera», defendió Toner, que aseguró que la cualidad del petróleo extraído por el EI «es pobre» y poco «atractiva» para los turcos.

En respuesta a las acusaciones del Kremlin, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió hoy pruebas sobre la «calumnia» a Moscú, que acusó directamente al líder turco de lucrarse con el tráfico ilegal de petróleo del grupo yihadista.

«Creemos que Al Asad es el que en algún momento compraba petróleo del Estado Islámico», cargó el portavoz, cuyo gobierno mantiene que el presidente sirio no puede continuar en el poder dadas las atrocidades que ha cometido contra su propio pueblo y se opone a la idea rusa de reforzar al mandatario para combatir a los extremistas.

En su comparecencia, Toner reiteró que Turquía es «un importante aliado» para EEUU, con quien participa en una coalición internacional contra el EI para atacar con bombardeos desde el aire las posiciones de los yihadistas y facilitar el avance de los aliados occidentales sobre el terreno.

El portavoz aseguró que trabajará con Ankara para mejorar la seguridad de la frontera y acabar con las fuentes de ingresos del grupo yihadista.

En la última cumbre del G20 en la ciudad turca de Antalia, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya presentó imágenes de satélites sobre caravanas kilométricas de camiones cisterna que se dirigían a Turquía, pero no llegó a acusar a Erdogan de estar implicado en ese entramado criminal.

En cambio, el derribo del bombardero ruso en noviembre lo cambió todo y Rusia ya prohibió el martes la importación de determinadas frutas y verduras turcas, suspendió los vuelos chárter y congeló las negociaciones de acuerdos comerciales con Turquía, su quinto socio comercial.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply