Intensifican lucha contra expansión de hotel en turística playa de San Juan

Intensifican lucha contra expansión de hotel en turística playa de San Juan

San Juan, 24 nov (EFEUSA).- Grupos medioambientales y comunitarios de Puerto Rico están intensificando su protesta por los planes de expansión de una cadena hotelera sobre la playa de Isla Verde, una de las más turísticas y mejor conservadas de la isla.

La cadena Marriot lleva más de una década tratando de ampliar sus instalaciones en el área, pero la oposición vecinal y de grupos de protección del medioambiente lo ha impedido.

De hecho, existe la plataforma Playas P’al Pueblo, que mantiene un campamento desde hace más de diez años en el terreno, aunque recientemente se ha dado orden de impulsar su desalojo para tratar de superar el estancamiento en que se encuentra este conflicto.

«Hoy hemos mostrado nuestro apoyo al campamento y hemos dejado claro que apoyaremos su resistencia, porque no se puede consentir que se privatice de esta forma una playa», explicó a Efe el activista Juan Camacho, que dice representar a un amplio grupo de particulares y organizaciones locales que se oponen al proyecto.

El pasado fin de semana, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico, Carmen Guerrero Pérez, anunció que se va a revisar la determinación de deslinde de Zona Marítimo Terrestre (ZMT) certificada hace 30 años, tal y como han solicitado las partes.

Las cinco cuerdas de terreno (unos 20.000 metros cuadrados) fueron traspasadas por la Compañía de Parques Nacionales de Puerto Rico al Municipio de Carolina en el año 2003, pero una empresa vinculada con Marriot, CH Properties, tiene un contrato de arrendamiento vigente por 99 años.

Guerrero instó a las partes -el Municipio de Carolina, CH Properties y Playas P’al Pueblo- a sentarse a negociar para llegar a acuerdos, después de que durante la semana pasada se produjeran algunos altercados entre manifestantes y empleados del hotel.

Los manifestantes se oponen al arrendamiento del solar ubicado entre el Balneario de Carolina y el terreno donde está enclavado el Hotel Marriott de Isla Verde alegando que ello supondría la destrucción de un área de alto valor ecológico y la privatización de facto de una zona de la playa pública.

Parte del terreno -al que suelen acudir anualmente numerosos ejemplares de tortugas tinglar para hacer sus nidos- son utilizados como estacionamiento del hotel y la otra parte está ocupada por el citado campamento desde hace diez años.

«Yo diría que en Puerto Rico no ha habido jamás un campamento de tan larga duración», explicó hoy Camacho.

Recientemente, el hotel llegó a un acuerdo con el Municipio de Carolina por el que éste empezará a pagar impuestos por ese terreno (unos 80.000 dólares anuales, según Camacho) cuando éste haya logrado el desalojo de los manifestantes y la concesión de los correspondientes permisos de obra.

La semana pasada el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jesús Manuel Ortiz, reconoció que el gobernador Alejandro García Padilla había impartido instrucciones al superintendente de la Policía, José Caldero, para que mantuviera la presencia policíaca en el área.

«El llamado principal es al diálogo», insistió Ortiz sobre un conflicto que se prolonga ya por más de una década, con la oposición de ambientalistas y vecinos que no quieren ver restringido su acceso a esa parte de esta popular playa urbana, colindante con el principal aeropuerto de Puerto Rico.

El plan del hotel es construir en el área un «condohotel», lo que, según Camacho, implicará además «el soterramiento de un estacionamiento de vehículos, desvirtuará toda la playa (que cuenta con un total de 51 cuerdas) y destruirá un área de alto valor ecológico».

«Además, en Puerto Rico las playas son públicas y nadie tiene potestad para darle la titularidad a una empresa», aseguró.

El activista social y medioambiental dice representar las voces de quienes consideran que el contrato de arrendamiento no fue lícito, pues no contaba con «la buena fe de las partes, ni éstas estaban convenientemente representadas».

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply