Baleària pide licencia a los EEUU para conectar Miami y La Habana

Baleària pide licencia a los EEUU para conectar Miami y La Habana

La naviera Baleària está a punto de obtener del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos la licencia para operar una línea marítima de pasajeros entre La Habana y Miami.

La naviera Baleària está a punto de obtener del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos la licencia para operar una línea marítima de pasajeros entre La Habana y Miami.

Tras el anuncio de ambos países para reestablecer sus relaciones diplomáticas, la compañía española se lanza a las nuevas oportunidades de negocio con la isla, lo que la convertiría junto a la mejicana Baja Ferries en las primeras navieras dispuestas a operar en esta línea.

Baleària está a la espera de la respuesta oficial por parte del Gobierno norteamericano, que ayer ya obtuvo Baja Ferries, tras la que sería necesaria la autorización también por parte de Cuba.

Baleària pretende operar dos líneas entre ambos países, ambas con el puerto de La Habana: una en un buque de alta velocidad desde Key West y otra en ferry desde Port Everglades.

Sin embargo, mientras Baja Ferries ha preparado una inversión de 100 millones de dólares para comenzar a operar esta ruta en el mes de septiembre, Baleària ya dispone de la infraestructura necesaria.

La naviera española opera en la zona del Caribe desde finales de 2011 bajo la marca Bahamas Express uniendo las localidades de Fort Lauderdale (al norte de Miami) y Freeport (en la isla de Grand Bahama).

“Nuestra línea con Las Bahamas está consolidada y por tanto estamos en condiciones de abrir nuevas conexiones y mercados en la zona que nos permitan crecer”, señala Adolfo Utor, presidente de Baleària.

Actualmente está línea la realiza el ferry Bahama Mama (antes llamado Alhucemas), aunque anteriormente fue operada por el fast ferry Pinar del Río, que permanece en la zona. Esta embarcación de alta velocidad “es idónea para las rutas con Cuba”, señala Adolfo Utor, quien añade que el buque dispone de todos los certificados del Coast Guard necesarios para empezar a operar.

Se trata de un barco de 74 metros de eslora con capacidad para 463 pasajeros.

La naviera transportó en 2014 más de 130.000 pasajeros entre los Estados Unidos y Las Bahamas, lo que supuso un crecimiento del 18% respecto al año anterior. Para este año, además, está prevista la apertura de una nueva línea desde Fort Lauderdale a Nassau (en la isla de Nueva Providencia).

Fuente: ElMundo.es

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply