EEUU detuvo en 2015 a cifra récord de sospechosos de terrorismo, dice estudio

EEUU detuvo en 2015 a cifra récord de sospechosos de terrorismo, dice estudio

Washington, 1 dic (EFEUSA).- Las autoridades detuvieron en 2015 a 56 sospechosos de terrorismo en Estados Unidos, el mayor número desde los atentados del 11 de septiembre de 2011, según un estudio publicado hoy por la Universidad George Washington.

Los expertos de esta Universidad de la capital federal aseguran que el apoyo en el país a grupos yihadistas, como el Estado Islámico (EI o Dáesh), ha alcanzado niveles «sin precedentes», aunque se sitúa por debajo de la simpatía que estas ideas radicales despiertan en otros países occidentales.

Desde enero de 2015, 56 personas han sido arrestadas por terrorismo, lo que supone el mayor número de detenciones desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando centenares de personas fueron puestas bajo custodia, según el estudio elaborado durante seis meses a través de 7.000 documentos judiciales.

A partir de marzo de 2014, un total de 71 individuos han sido acusados de actividades terroristas, detallan los expertos.

De estos sospechosos detenidos, el 86 % son hombres, el 51 % ha tratado de viajar al extranjero para unirse a grupos como el EI, y el 27 % estuvo implicado en diferentes tramas para perpetrar ataques terroristas en suelo estadounidense, según el perfil elaborado por la Universidad George Washington.

En su mayoría, los detenidos son ciudadanos estadounidenses, de 26 años de media y en el 55 % de los casos fueron arrestados con ayuda de agentes encubiertos o informantes que se hacían pasar por terroristas, una técnica utilizada por el FBI con frecuencia y que ha provocado roces con la comunidad musulmana.

Los expertos coinciden en que las redes sociales, sobre todo el Twitter, son cruciales en la estrategia de propaganda del EI.

El grupo especializado en extremismo de la Universidad George Washington ha identificado a 300 estadounidenses que han utilizado las redes sociales para diseminar el mensaje del EI, que ha ocupado una amplia franja de territorio de Siria e Irak para instaurar un califato y aplicar su interpretación de la sharía (ley islámica).

Desde que EEUU comenzara el pasado año una ofensiva de bombardeos al frente de una coalición internacional no han cesado las detenciones y enjuiciamientos, el último el de Nicholas Michael Teausant, un ciudadano de California de 22 años que hoy confesó haber tratado de viajar a Siria para unirse al EI.

El reclutamiento de ciudadanos occidentales para luchar junto al EI se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de EEUU y Europa al tratarse de individuos con libertad de movimientos y que, por tanto, podrían perpetrar atentados en suelo estadounidense o europeo.

Desde los atentados de París del 13 de noviembre, donde murieron al menos 130 personas, países de todo el mundo han reforzado sus medidas de seguridad y se mantienen en alerta para evitar ataques yihadistas similares.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply